Restaurante Retama: todo el sabor de La Mancha en un bocado

El restaurante Retama, el establecimiento gastronómico del lujoso Hotel La Caminera Club de Campo, en Ciudad Real, es un homenaje a la cocina manchega de la mano del chef con estrella Michelin Javier Aranda. Un templo de la cocina española en un entorno exclusivo… al que puedes llegar, incluso, en tu jet privado.

Por SERGIO MUÑOZ

En medio de la campiña manchega, junto a la localidad de Torrenueva (Ciudad Real), encontramos el Hotel La Caminera Club de Campo, un antiguo cortijo convertido en un oasis de exclusividad entre olivares y suaves lomas que se pierden en el infinito.

Un refugio de cinco estrellas al que huir cuando el estrés nos invade y queremos mimos sin cortarnos un pelo. ¿Sus atractivos? Entre otros, un spa de 800 metros cuadrados con tratamientos basados en el aceite de oliva, un campo de golf profesional de 18 hoyos, una piscina de ensueño, un pabellón de caza y un aeródromo con hangar para todo tipo de jets privados.

Retama, la joya de la corona

Por supuesto, el lugar cuenta con un restaurante a la altura: Retama, cuyo nombre hace honor a ese arbusto que tiñe el centro y sur de la península Ibérica con sus flores amarillas.

La carta del establecimiento, diseñada por el chef Javier Aranda, es un lujazo para los sentidos y un homenaje a la cocina manchega, pero vestida de vanguardia. Entre los entrantes encontramos delicias como el cremoso de sopa de ajo con sacramentos, la pipirrana con bacalao y jugos asados, la perdiz frita del revés con estragón y curry de mejillón, o el morteruelo con maíz y garbanzos.

La comida –o cena– puede continuar con una carne, producto castellano donde los haya. Por ejemplo, con una paletilla de cordero con chutney de tomate especiado, espinacas baby y piñones, o el cochinillo asado con sidra, mole afrutado y manzana.

La caza, en este entorno, no puede faltar: está representada por el lomo de ciervo con coliflor, mantequilla y raíz de loto y por la perdiz a la royale con salsa de cerezas. Si preferimos un pescado, no hay problema. Nos decantamos por el rape con jugo de remolacha asada y vainas o por el salmón con jugo de encurtidos y tan contentos.

Para quien no quiera perderse ni un solo aroma ni una sutileza, Retama ha diseñado dos menús degustación (denominados Experiencias Gastronómicas). El primero, Tradición by Javier Aranda, a un precio de 55 euros por persona, más 30 euros de maridaje de vinos por cabeza. El segundo, Retama by Javier Aranda, cuesta 85 euros más 45 euros de maridaje, todo por persona.

El chef toledano Javier Aranda es el artífice del concepto gastronómico de Retama. «embajador del producto español», como se considera a sí mismo, es también un superdotado tras los fogones. A los 29 años se convirtió en el chef más joven del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes, los madrileños La Cabra y Gaytán.

En los fogones de Retama reina el jefe de cocina Jaime Gómez Puche, encargado de llevar al plato el concepto de Aranda, mientras que la segunda de a bordo en la cocina es Mariana de la Garza.

El jefe de sala es Mario Fernández y Xoel Cantero, el sumiller, gestiona una bodega subterránea con más de 200 referencias de todo el mundo, donde podemos encontrar vinos de garaje y rarezas, aunque predominan los caldos de las D.O. de Castilla-La Mancha. ¡Por supuesto!

– MÁS RESTAURANTES EN CÓDIGO ÚNICO