Así son los templos del motor de Porsche, Mercedes, Aston Martin y Mini

Si los diseñadores de automóviles son capaces de crear un espacio acogedor, funcional y sofisticado en el reducido habitáculo de un coche, imagínese lo que son capaces de hacer con una vivienda… Así son sus templos del motor.

Por PEDRO BERRIO

Aplicar su experiencia en diseño, ingeniería y ergonomía en campos ajenos al motor ha llevado a algunas de las marcas de automóviles más prestigiosas a entrar en el negocio inmobiliario. Y los resultados son espectaculares, ya que están creando auténticos templos del motor.

La primera en hacerlo fue Porsche, a través de su filial Porsche Design, fundada en 1972 para llevar los principios de estilo y tecnología de la marca más allá del mundo del automóvil.

La Porsche Design Tower de Miami es todo hito del diseño, la ingeniería y la arquitectura. Sus 195 metros de altura, en 60 plantas, acogen 132 apartamentos de lujo con un innovador sistema de ascensores patentado por la firma, Dezervator.

Estos permiten acceder directamente a cada vivienda con el coche, incluso si vives en el piso 56. Todos los apartamentos cuentan, como mínimo, con dos plazas de aparcamiento junto al salón acristalado y se accede a ellas desde este sofisticado ascensor robotizado sin tener que bajar del vehículo.

También en Miami, en Biscayne Bay, se encuentra el primer proyecto inmobiliario de Aston Martin. La Aston Martin Tower estará finalizada en 2021 y tiene un espectacular diseño en forma de vela que acoge un total de 391 apartamentos en 66 pisos, con una altura que supera los 200 metros.

El director de diseño de los deportivos británicos, Marek Reichman, se ha involucrado directamente en la creación de los espacios interiores, tanto de los apartamentos como de las zonas comunes, con un vanguardista mobiliario que combina a la perfección madera, fibra de carbono y cuero, realizado artesanalmente como en los deportivos de la marca.

Mercedes entró en el mundo inmobiliario en 2015 en el exclusivo barrio londinense de Kensington con la realización de seis lujosos apartamentos de alquiler. Con esa filosofía de residencias de alto nivel a medio camino entre hotel y viviendas con todos los servicios incluidos, han creado en Singapur un conjunto de nueve casas llamado Mercedes-Benz Living.

Gorden Wagener, director de diseño de Mercedes-Benz, ha querido llevar el universo del sofisticado Clase S a estos espacios en los que lo más llamativo es el Black Magic Wall, una pared tecnológica que, a semejanza del sistema multimedia de los vehículos alemanes, integra la gestión de todos los servicios de la vivienda.

La falta de espacio en las ciudades ha llevado a Mini, especialista desde 1959 en aprovechar al máximo el habitáculo de sus vehículos, a crear MiniLiving. Se trata de espacio de ‘co-living’ levantado en una antigua fábrica de pinturas de Shanghai que ofrece pequeños apartamentos de alquiler o de tiempo compartido.

La ventaja es que el minicomplejo dispone de todo lo necesario para que sus habitantes no sientan la falta de espacio, como zonas comunes y servicios de movilidad. Una ciudad en miniatura en un complejo de diseño vanguardista. Otro de los templos del motor hecho a medida.

– Más motor en Código Único: