¿Qué es un implante capilar? Se trata de una intervención quirúrgica para recuperar el cabello perdido con el paso del tiempo. Pero no es tan sencillo: para realizar un implante de pelo primero hay que hacer un examen previo para determinar el tipo de alopecia y saber si es el momento adecuado…

Por NOELIA GÓMEZ

Para realizar un implante capilar lo primero y primordial es acudir a la consulta de un especialista. Y es que es necesario hacer un examen previo, puesto que no todo el mundo es apto para un implante capilar. En cualquier caso, se ha de estudiar la viabilidad, las características de la alopecia y algunas circunstancias del paciente como la edad y el tiempo que lleva perdiendo pelo.

Hoy en día, la única opción es a través de un auto-transplante capilar, de tal manera que no hay posibilidad de rechazo. Eso supone que se trasplanta el pelo de una zona abundante (normalmente de la nuca) para implantarlo en la zona necesaria. Esta manera de llevar a cabo el implante capilar asegura que el nuevo cabello implantado lucirá de la forma más estética y natural posible.

…Una vez hecha la consulta y, si todo está correcto, toca la parte más difícil: la operación, realizada con anestesia local. El tiempo que se le dedica a un implante capilar oscila entre las 4-8 horas dependiendo de la cantidad de cabello a transplantar.

En el implante capilar, los folículos se trasplantan como cabello vivo uno a uno de manera manual por un médico especializado y, tras la operación (normalmente se da el alta en el día), comienza el periodo de adaptación, que puede ser entre 2 y 5 meses.

A partir de entonces el pelo comenzará a crecer normalmente con las características de la zona en la que se ha implantado.

1. Implantes en entradas y coronilla

Los implantes en la zona denominada como entradas y en la coronilla es el más común de todos, puesto que es la zona en la que los hombres que sufren alopecia tienden a experimentar mayor pérdida de cabello. En este sentido los dos tipos de procedimiento más comunes son el microinjerto en las entradas y los implantes de pelo en la coronilla. Hoy en día no deja cicatriz.

2. Implantes en zonas con cicatrices

Antes no resultaba posible realizar implantes en zonas en las que existiesen cicatrices o quemaduras, sin embargo, ahora es posible realizar microinjertos reparadores. Si bien es cierto que las posibilidades de realizar el injerto con éxito son menores que en los casos en los que la piel es sana, los casos conseguidos ya son numerosos.

Otros implantes

Existen casos en los que los hombres no experimentan la pérdida del cabello en el cuero cabelludo, sino en otras zonas del cuerpo. En estos casos, también hay posibilidades…

Implantes en barbas, patillas y bigote

Puede darse el caso de que el vello facial nazca de forma irregular o escasa en la zona de la barba, y, si es tu caso, estás de suerte: también se dan implantes en esta zona. En cualquier caso, para conseguir una barba poblada se utiliza el mismo procedimiento que para los injertos capilares. Aunque bien es cierto que el procedimiento es mucho más sencillo y rápido.

Implantes en cejas

Las cejas constituyen uno de esos elementos que pasan desapercibidos menos cuando se han perdido por diversas causas y por eso, para muchas personas resulta necesario realizarse un implante para poder conseguir una mejor imagen. Además, hay que tener en cuenta que resultan muy importantes para la protección de los ojos. Esta es una intervención muy sencilla e incluso no hace falta usar vendajes.

Implantes en pestañas

La pérdida de las pestañas también puede ser posible en algunos pacientes, pero, sin embargo, esta intervención es de las más complejas, de tal manera que es necesario examinar si es posible llevar a cabo el implante, o no, sobre todo, por el tejido del borde palpebral. En cualquier caso, si es posible, mejora muchísimo la apariencia y la mirada, además de constituir una necesidad para el ojo.