Un nuevo rumbo para Louis Vuitton: Virgil Abloh

Virgil Abloh es el DJ y agitador cultural que acaba de aterrizar como director creativo en Louis Vuitton. Experimentación, ‘streetwear’ y mucho lujo: así es su nueva colección.

Por ANAÏS OLIVERA

Es DJ y creador musical, agitador cultural y un diseñador multifacético que lo mismo crea moda urbana desde su propia marca, Off-White, que diseña muebles, relojes con Braun, zapatos con Jimmy Choo, gafas con Warby Parker, bolsas con Ikea o una colección de zapatillas con Nike. Un todoterreno.

Y mientras a unos les parece un Leonardo Da Vinci reencarnado –como a  Edward Enninful, el director de Vogue UK–, para otros representa el peor de los males de la moda actual: no aportar nada nuevo. Pero, para bien o para mal, el trabajo de Virgil Abloh no deja indiferente a nadie.

Quien empezó en el mundo de la moda hace menos de una década como responsable creativo de Kanye West o Jay Z sin siquiera haber pasado por una escuela de diseño (es ingeniero civil por la Universidad de Wisconsin-Madison y tiene un grado en arquitectura por el  Instituto de Tecnología de Illinois), es desde el pasado mes marzo el director creativo de la línea masculina de Louis Vuitton. Un logro impresionante para este hijo de inmigrantes procedentes de Ghana que este 30 de septiembre cumple 38 años.

Nuevos tiempos para Vuitton

Abloh tomó el relevo de Kim Jones, que dejó la maison rumbo a Dior Homme. «Es excitante –comentó a The New York Times al conocerse la noticia–, porque me toca abordar cuál será el siguiente capítulo de una marca que representa desde siempre lo más alto en el mundo del lujo y que siempre fue el objetivo de mis sueños más locos». Pero desde que tomó las riendas de la dirección creativa de la marca no ha tenido tiempo ni de respirar.

Solo tres meses después de entrar en su nuevo despacho, Virgil Abloh presentó su primera colección en París. Y cumplió con creces la promesa que hizo cuando llegó a la maison: rejuvenecer la línea masculina. En su primera colección, con el blanco como protagonista, las pieles dejaron paso a los plásticos y los colores clásicos a los tonos flúor y tornasolados.

Fue un anticipo de la nueva línea que ha impuesto, dirigida a un público millennial más que al cliente clásico de Vuitton y en la que cultura urbana y lujo van de la mano.

Y ahí estaban Kanye West, Kim Kardashian, Naomi Campbell, Bella Hadid, Rihanna o Rita Ora, sus amigos de siempre, para aplaudir a Virgil Abloh.

— MÁS ESTILO EN CÓDIGO ÚNICO…