Giorgio Armani: «La elegancia es simplicidad y naturalidad»

Giorgio Armani tiene 84 años recién cumplidos y un patrimonio personal que supera los 7.000 millones de euros. Pero el que está considerado como el diseñador italiano de mayor éxito comercial sigue al pie del cañón. Y trabajando a un ritmo frenético. En esta entrevista nos explica por qué.

Por ANAÏS OLIVEIRA

Giorgio Armani es una fuerza de la naturaleza. Cumplió 84 años el pasado 11 de julio y a esa edad, en la que otros estarían escribiendo sus memorias o contemplando desde su retiro dorado cómo crece su imperio, él se mantiene imparable. Y no se contenta con dirigir un emporio que incluye desde sus creaciones de moda hasta muebles, hoteles, restaurantes, un club nocturno, líneas de maquillaje, relojes e, incluso, de dulces y chocolates, sino que sigue trabajando para expandirlo.

Así lo corrobora su último año y medio, en el que no ha parado. Hace 18 meses, en abril de 2017, dio a su marca un nuevo empujón con la apertura, durante la Feria del Mobile de Milán, de la flagship store de Armani/Casa en Corso Venecia de Milán. Un mes después, en mayo, inauguró en Bolonia un nuevo café y restaurante Emporio Armani.

A principios de verano presentó dos nuevas fragancias: Because It’s You, para mujeres, y Stronger With You, para hombres. En septiembre abrió sus puertas la renovada tienda de Emporio Armani en Bond Street (Londres) y, para celebrarlo, la presentación de su colección de moda primavera/verano 2018 tuvo lugar en la London Fashion Week de la capital británica. Ha recuperado la línea de moda Armani Exchange y tiene grandes planes para su expansión.

Está acometiendo las renovaciones de sus tiendas en Tokio, Dubai y Catar. Está diseñando dos residencias privadas en Londres. Y todo eso sin dejar de trabajar en sus colecciones para hombre y mujer, paradigma de estilo, del buen gusto, de la elegancia contenida… Con este hombre prodigioso, creador de un imperio forjado gracias a su talento y su fortaleza, charlamos de su obra, vida y milagros.

— CÓDIGO ÚNICO: Usted es famoso por vigilar cada paso del proceso creativo. Con tantos frentes abiertos, ¿cómo gestiona el estrés?

— GIORGIO ARMANI: Soy responsable de una gran empresa, por lo que una cierta dosis de estrés es inevitable. Pero generalmente lo vivo de una manera positiva, como algo estimulante. El estrés está estrictamente relacionado con el desafío y se vuelve negativo solo cuando se pierde el control de la situación, por eso me gusta supervisar cada aspecto de mi trabajo.

— CÚ: Ahora mismo, ¿quiénes son sus brazos derechos en las colecciones de moda?

— GA: Soy un perfeccionista y trato de no descuidar ningún detalle. Las decisiones finales continúo tomándolas yo, pero me rodeo de personas en quienes confío plenamente. Leo Dell’Orco trabaja junto a mí en las colecciones masculinas y en las colecciones femeninas mi sobrina Silvana.


Giorgio Armani: «La elegancia es simplicidad y naturalidad»UN OTOÑO BELLO PERO NO FRÍVOLO

Tiene un espíritu decidido y urbano. Y pone el acento sobre la nueva elegancia: bella pero no frívola. Así es la propuesta de Emporio Armani para esta temporada. La silueta, afilada, se muestra en chaquetas de traje cruzadas que combinan con pantalones fluidos y un poco oversize. Y, sobre estas prendas, Incorpora gabardinas de lana, bombers de estilo kimono sin costuras y prendas de abrigo, en piel de cabra y pelo rizado de oveja, que rinden homenaje a la escalada.


— CÚ: Ha declarado que odia la moda cuando se convierte en un disfraz. ¿Qué significa la elegancia para Giorgio Armani?

— GA: La elegancia, para mí, es sinónimo de simplicidad y naturalidad. Siempre trato de favorecer estos dos aspectos en mis colecciones, creando prendas sofisticadas pero agradables de llevar, nunca excesivas.

— CÚ: ¿A quién elegiría como ejemplo de elegancia, del estilo Armani?

— GA: Es difícil elegir. Además de las celebridades con las que tengo una relación especial, diría que todos los que eligen mi marca para vestirse con conciencia y sencillez.

— CÚ: Uno de los pilares de su colección otoño/invierno para hombre es el traje urbano. ¿Sigue siendo el traje un sinónimo de elegancia o hay códigos más modernos?Hay un color que nunca falta en sus colecciones? ¿Y en su casa?

— GA: El negro, que nunca cansa, y el azul, muy elegante en todos sus tonos, preferiblemente empolvados. Para mis casas elijo una paleta neutra, con tonos suaves y cálidos.

— CÚ: ¿Le interesan las redes sociales?

— GA: El poder de las redes sociales y las nuevas formas de publicidad representa una especie de aceleración que, en mi opinión, no siempre es positiva. Prefiero un uso más discreto de la tecnología y creo que, en el campo de la moda, el contacto directo entre el cliente y el producto es fundamental.

— CÚ: ¿Papel impreso o contenido ‘on line’?

— GA: Amo el papel impreso. Su sutil imperfección acentúa el encanto de las imágenes.

— CÚ: ¿Qué hay en la oficina de Giorgio Armani?

— GA: Es un lugar ordenado, que se ha ido creando, sin forzar, a lo largo de los años, y donde también hay recuerdos. La inspiración nace en todas partes, pero en mi oficina, lejos de los ruidos y las distracciones, para mí es fácil crear. Hay libros y algunos artículos recopilados durante mis viajes a países lejanos. El espacio se ha definido con el uso a través de los años, sin forzar, con naturalidad. Y es por eso que me gusta.

— CÚ: La arquitectura es una de sus pasiones. ¿Qué creadores influyen en su trabajo?

— GA: De Tadao Ando aprecio su capacidad para transformar materiales pesados como el acero y el hormigón en algo emocionante. De Daniel Libeskind admiro su encanto y elegancia. De Frank Lloyd Wright, sus edificios simples que encajan perfectamente en el paisaje, y de Le Corbusier, su arquitectura purista y el poder simbólico de sus edificios. Entre los edificios que prefiero están la Estación Central de Milán, impresionante y maravillosamente sólida, el Quirinale en  Roma, los hermosos palacios que dan a la Place Vendôme de París, el Victoria & Albert Museum de Londres y el Chrysler Building de Nueva York.

— También te puede interesar…