Scotta 1985: moda masculina y española sin prejuicios

Todo empezó hace 15 años con una moto y unos diseños de ropa ‘sport’. Hoy, con su estilo ‘british’ y colorista, Scotta 1985 se ha convertido en la imagen de una nueva generación. La nueva moda española pisa fuerte.

Por ELENA CASTELLÓ / Fotos: DANIEL MÉNDEZ

Con una scooter blanca dibujada sobre un papel de color. Así nació lo que hoy es Scotta 1985. La idea partió de Nacho Ruiz, amigo y compañero de estudios de Carlos Serra y Felipe Roca.

Sevillanos y amigos desde la infancia, Carlos y Felipe, que hoy tienen 38 años, habían optado por la administración de empresas, mientras Nacho había decidido dedicarse al marketing. Con el logo diseñado por Ruiz nació una empresa de ropa masculina que se empezó a vender en la tienda de la madre de Nacho y en sus casas.

Empezó llamándose Backslide. «Nos gustó mucho, y somos conscientes de que muchos clientes aún hoy llegan a nosotros gracias al logo –asegura Carlos Serra–. Es llamativo y transmite un estado de ánimo feliz».

Sin embargo, lo que ha convertido a Scotta en un éxito es la calidad de sus diseños y sus tejidos. Sus camisas Oxford, sus cárdigans de lana y sus calcetines hacen furor en el guardarropa de toda una generación.

«Nos gusta trabajar con colores que no sean fáciles de definir: que nuestro verde sea medio verde medio azulado, por ejemplo –prosigue Serra–. Pero cuidamos, sobre todo, la calidad.

Hacemos esto porque nos divierte y no estamos dispuestos a que ningún amigo nos ponga la cara colorada porque una camisa nuestra se le ha roto a los 15 días de usarla», dice con gracia sevillana una de las dos mitades de la empresa.


«Nuestras prendas son ideales para después del trabajo o el fin de semana»


La aventura nació en 2003. El número de clientes empezó a crecer. Tiempo después, Nacho Ruiz abandonó el proyecto. Y en 2012 se renovó la marca, que pasó a llamarse Scotta 1985. Pero el logo no cambió. «La gente no era capaz de recordar el nombre», asegura Carlos.

La crisis, en 2012 les mostró que estaban creciendo demasiado y decidieron hacer una pausa durante un par de años. Hoy venden en 44 puntos multimarca.

En 2015, facturaron 300.000 euros; en 2017, 1,2 millones y este año, las cifras  de facturación van a rondar los 2,5 millones.

«2016 fue un año en el que nos expandimos muchísimo y nos vimos preparados para crecer, tanto en tiendas, como en franquicias», dice Carlos Serra. Abrieron el primer Scotta, como franquicia, en Lisboa, y en febrero de 2018 dos córneres en El Corte Inglés de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y en el de Palma de Mallorca.

Ahora, la marca tiene además tiendas en Sotogrande, Sevilla y Valencia (estas dos, franquicias). «Es un crecimiento controlado, pero sostenido, porque lo que aumentan son nuestras ventas por cada cliente, no nuestro número de tiendas», dice Felipe Roca.


Scotta 19858 marcas de moda españolas para el perfecto ‘gentleman’


«Nos gusta decir que hacemos una ropa tal y como somos nosotros –dicen al únisono Carlos y Felipe–. No sabemos diseño, simplemente hemos hecho una ropa como la que nos gustaría encontrarnos a nosotros en el mercado, y creo que eso es parte del éxito. Llamamos a nuestro diseño tipo casual friday, que es lo que nos gusta a nosotros vestir los fines de semana o después de trabajar. Luego adaptamos los colores a lo que se lleva cada temporada».

En estos dos últimos veranos, el traje de baño se ha convertido en una de las estrellas de la colección. Otro elemento que les distingue («aunque muchos nos tachan de locos por hacerlo», asegura Serra) es el tallaje: desde la XS a la 4XL.


«Tenemos desde la talla XS a la 4XL. Y aunque suene cursi, es una ropa sincera»


 «A nosotros nos gusta decir que convivimos con otras marcas en lo que yo llamo distintas ‘franjas horarias’ –explica Felipe Roca–. Hay ropa que se utiliza para ir a trabajar, pero luego se usa la nuestra después del trabajo o en el fin de semana». «Aunque suene cursi, es una ropa sincera», añade Carlos.

La prenda de esta temporada es la americana. Y el calzado, de ante con hebillas, con borla o de cordones con suela de goma. Es otro de los complementos que va creciendo en los estantes de Scotta.

¿Y el futuro? «Vamos a seguir creciendo –dice Serra–, pero de forma controlada. Tenemos muchas peticiones de córneres y franquicias, pero vamos a un ritmo comedido. Al tiempo, hemos empezado a distribuir en Europa en multimarcas».

El equipo es uno de los elementos de ese crecimiento. «Un equipo comprometido y al que le divierta nuestro concepto». Pero, de momento, siempre en forma de franquicia.

— MÁS ESTILO EN CÓDIGO ÚNICO…