Guía de 10 pasos para comprar en el Black Friday sin miedo

El Día del Soltero, el Cyber Monday y el Black Friday nos pondrán a prueba una vez más. Las grandes cadenas y tiendas online preparan sus descuentos para que, supuestamente, nos ahorremos unos cuantos euros, pero… ¿Hasta dónde llega ese descuento? ¿Es el Black Friday un timo en realidad?

Por CARLOS NIETO

«Nadie da duros a cuatro pesetas», dice un viejo refrán. Una regla que también deberíamos aplicarnos cuando salimos de compras, pero que descuidamos con demasiada frecuencia…

Y es que nadie está a salvo de que le timen a la hora de ir de shopping… Y no digamos ya si lo hacemos por internet. A ello hay que sumar esos días con grandes descuentos que en los últimos años páginas como Amazon o AliBaba han popularizado… Hablamos del Black Friday, el Ciber Monday y el Día del Soltero.

Días en los que las ventas (y las ofertas) se multiplican… Y las posibilidades de caer en alguna trampa también. Así que, si no quieres que te den gato por liebre, toma nota de nuestra guía para que no te timen el próximo Black Friday… O en cualquier ocasión.

1. Comprueba los precios

Es lo primero y primordial y, sin embargo, es lo que más se nos olvida… Es fundamental hacer un seguimiento al producto que queremos para saber si el precio al que se promociona en el Black Friday o el Día del Soltero tiene un descuento real y tangible. Así que, si ya tienes pensado cambiar de móvil o televisor, comprarte una ebike o cualquier ‘gadget’, conviene que empieces a comparar precios entre dos meses y un mes antes de la fecha. De todos modos, si no has sido aplicado, no te preocupes: si eres asiduo de Amazon existe la web es.camelcamelcamel.com que te hace los deberes y monitoriza el precio de cualquier artículo. Y gratis.

2. Compra en sitios (re)conocidos

Suena a perogrullo, pero así es. Si has descubierto un sitio nuevo o te ha llegado alguna recomendación, de primeras, desconfía. Lo primero a tener en cuenta es que la garantía legal para un producto comprado en la Unión Europea es de 2 años (con contadas excepciones). Pero sí compramos fuera de aquí… Nuestros derechos pueden difuminarse (y esfumarse) rápidamente. En España, como garantía extra, muchas webs ya cuentan con el sello Confianza Online para solucionar cualquier posible disputa. En todo caso, busca y compara opiniones. Y si no encuentras referencias… ¡Huye!

3. Desconfía de los precios mágicos

Un clásico de las ventas que no es exclusivo de internet. De hecho se viene usando desde hace muchísimo tiempo. Consiste en promocionar un producto a un precio tan bajo que no puede ser verdad. Y efectivamente, así es… Al ir a comprarlo el producto está «agotado», «desaparecido», «sin stock»… Las tiendas usan estos productos señuelo para atraer a los compradores, que rara vez encontraremos. Pero la tienda ya ha conseguido su objetivo: atraer nuestra atención.

4. Métodos de pago

Son (somos) muchos los que nos preocupa usar nuestra tarjeta de crédito para pagar en tiendas online. No hay problema porque hay otras soluciones intermedias: usar una tarjeta virtual (la mayoría de bancos te permiten tener una gratis) o una cuenta virtual tipo PayPal. Recomendación extra: PayPal permite una devolución rápida de nuestro dinero si la descripción del artículo no concuerda con lo que nos ha llegado.


15 Frases infalibles para ligar en Tinder 1

Las 15 frases infalibles para ligar en Tinder

5. Envíos y Devoluciones

Comprueba también si, a la hora de comprar un producto, se te cobrarán los gastos de envío y devolución. Y ten en cuenta que, si compras electrodomésticos grandes (televisores, lavadoras…), pueden necesitar algún tipo de instalación y no estar incluidas en el precio. Algunas webs tienen la trampa de que te tengas que gastar 50, 75 o 100 € para disfrutar del envío gratuito, pero en cambio puedes devolver cualquier artículo gratis… ¿Alguien lo entiende?

6. ¿Nuevo o reacondicionado?

La tecnología es lo que más se vende, con diferencia, durante estos días. Así, los productos reacondicionados (que han sido devueltos a fábrica para un arreglo) vuelven a tener una segunda oportunidad durante el Día del Soltero o el Black Friday. Y aquí está la trampa. Si el descuento que tiene un artículo tecnológico es muy grande, es más que probable que sea un reacondicionado, recertificado, refurbished… Y debe indicarlo claramente, ya que no es un artículo nuevo, sino de segunda mano. Y ojo: en la mayoría de webs la garantía se amplía a dos años, pero el mínimo aplicable por ley en los productos de segunda mano es de solo un año. Un ejemplo de ello es la web Backmarket.

7. Compara precios

Si ya estás convencido de que el precio que vas a pagar es justo, que tiene un buen descuento y te convencen las condiciones de venta… ¡No lo compres todavía! ¿Todavía no has hecho una comprobación de precios? Pues no te cortes. Compara los precios de tu producto en otras webs de referencia por si acaso hay alguna oferta mejor. Y si te da pereza, no te preocupes, hay varias webs que hacen el trabajo sucio por tí: idealo.es, twenga.es,o incluso Google Shopping.

8. Rebajados sí, defectuosos no

«Los productos rebajados tienen que tener la misma calidad de siempre: la norma no permite que se vendan como rebajados productos defectuosos», indican desde la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Así que una rebaja nunca es peor calidad.

9. Lugar de envío y garantía

No es lo mismo comprar un artículo en China o Estados Unidos que en España. Así que mucho ojo con comprar fuera de nuestras fronteras, ya que cada legislación (y no digamos cada página de shopping online) es un mundo. Léete la letra pequeña y comprueba que acepta devoluciones, que devuelven el dinero (si tiene PayPal, mejor) y que no tienes que pagar (ojo con esto) las tasas de aduana.

10. La regla de los 14 días

«En las compras por Internet tienes 14 días (naturales) para arrepentirte», nos indican desde la OCU, sin necesidad de dar ninguna explicación de la devolución al comprador. Es el llamado derecho de desestimiento. La única pega es que los gastos de envío por devolución puede que los tengamos que abonar nosotros mismos…