Cathedral Cove es un lugar único, en el mundo de la ficción se encuentra en Narnia y en la vida real en Nueva Zelanda.

Por CÓDIGO ÚNICO

La península de Coromandel, a 90 minutos de Auckland, cuenta con muchos atractivos naturales, pero el más bello es Cathedral Cove (Te Whanganui-A-Hei en maorí), un enorme arco en mitad de una mole de roca blanca que une dos ensenadas.

Una joya que sirvió para recrear la entrada a Narnia en la película El príncipe Caspian. Los protagonistas de la saga, atraviesan un túnel para llegar al mundo encantado y Cathedral Cove actúa como nexo entre la realidad y la fantasía. Al salir de la cueva quedan maravillados con la espléndida playa que se encuentra ante sus ojos, un paraje que no hace falta soñar para ver.

Para acceder a Cathedral Cove se puede andar desde la playa Hahei, sin embargo, la opción más popular es coger una pequeña embarcación desde la reserva natural de Hei Marine.

La mejor época del año para acercarse a la increíble Cathedral Cove es en verano, lo que se corresponde con los meses de enero a marzo. Ya que el tiempo y el oleaje son más favorables.

— MÁS VIAJES EN CÓDIGO ÚNICO…