Michael Bublé: «Me he convertido en un hombre más fuerte»

El ‘crooner’ ha vuelto al estudio tras dos años muy duros volcado en su hijo Noah, enfermo de cáncer. El resultado es ‘Love’, una recopilación de clásicos de amor norteamericanos que sale a la venta este mes.

Por ELENA CASTELLÓ 

Michael Bublé estuvo a punto de dejarlo todo, pero su hijo ha mejorado y él ha vuelto a sentirse atraído por la música. Puro amor.

Su perspectiva del mundo ha cambiado: es algo que Michael Bublé (Burnaby, Canadá, 1975) repite a lo largo de la entrevista y que quiere contar a su público compartiendo con él la importancia de ese vínculo poderoso y honesto que es el amor: a la familia, a los fans, al mundo…

Por eso no podía haber mejor palabra –Love– para bautizar su primer disco tras los duros meses en que se dedicó a cuidar a su hijo Noah, que por entonces tenía tres años, enfermo de cáncer. Con cuatro premios Grammy y 60 millones de discos vendidos, Michael Bublé sabe muy bien lo que es el éxito. Pero hoy ya no lo asocia con las entradas vendidas, los reportajes en la prensa y los halagos.

Para él, el éxito es precisamente la capacidad de amar y de renacer tras atravesar el infierno. Lo primero que muestra, antes de comenzar la entrevista, es una foto de Vida, su tercera hija, que nació a finales de julio. Un símbolo de ese regreso tras el dolor. «Una forma honesta y sincera de expresar cómo ha cambiado mi punto de vista sobre las cosas», dice.

— CÓDIGO ÚNICO: Su nuevo disco se llama Love (Amor). ¿Por qué ha elegido este título?

— MICHAEL BUBLÉ: Creo que no hay una palabra que describa mejor este conjunto de historias personales. «Amor» es una palabra magnífica. No se trata solo de romance. Hay muchas cosas positivas que están ligadas a ella: el amor por la familia, por uno mismo, la fe.

Pero puede ser también muy triste, solitario, puede ser tan profundo que te haga perder todo lo que tienes por su causa. Cuando miro todo por lo que he pasado, cuando me pregunto a mí mismo de qué se trata, al fin y al cabo la única respuesta que puedo dar es el amor. No hay mejor manera de decirlo que con esta palabra.

— CÚ: Es una colección de clásicos americanos inolvidables. ¿Qué aporta a su carrera y qué cuenta sobre quién es Michael Bublé como artista?

— MB: Creo que la perspectiva con la que vivo mi vida hoy me permite preocuparme de mi arte, de mi integridad y mi creatividad, pero también tener libertad. No creo que el éxito de estas grabaciones tenga que ver con el éxito en las redes sociales o en las ventas.

Tuve una visión y juntar todas estas historias fue como una terapia. Tuve el convencimiento de estar haciendo algo de verdad valioso, lo más grande que se había hecho en este género. Y antes de que saliera el disco, antes de que lo hubiera escuchado ningún crítico o de que hubiera vendido una sola copia, me di cuenta de que quería volver a implicarme en la música.

— CÚ: ¿Tuvo la tentación de dejar la música?

— MB:  Sentí que había llegado al final, que estaba vacío, que el juego había terminado.

Pero hoy siento que, aunque solo venda diez copias, lo esencial es que he hecho este disco bello, honesto y magnífico. Soy consciente de lo que he hecho. He aprendido varias cosas esenciales en estos meses: una es ese profundo sentimiento de compasión, de amor…

Mi familia y la gente que me conocía ha rezado por mí. Y yo quería ponerlo en un disco y decirle a la gente: muchas gracias, es así como me siento gracias a vosotros, es así como me habéis hecho sentir.


Mucho Amor

MICHAEL BUBLÉ 1Michael Bublé y la actriz y modelo argentina Luisana Lopilato se conocieron en Buenos Aires en 2008 y se casaron tres años después. La pareja tiene tres hijos: Noah, de 5 años; Elias, de 2; y Vida, que nació el 25 de julio.«¿Cómo explicar que nos explota el corazón de amor?», dijo la reciente mamá en su cuenta de Instagram.

El nuevo disco de Michael Bublé (Love), está producido por David Foster, es una colección de canciones de amor.

El disco se abre con When I fall in love e incluye una  versión de La vie en rose, interpretada a dúo con Cécile McLorin, ganadora de dos premios Grammy.


— CÚ: Quería devolver a la gente ese agradecimiento con estas canciones…

— MB:  Sí, creo que el mundo necesita más que nunca amor. Me he convertido en un hombre más fuerte que puede devolver lo que le han dado. Creo que el mundo necesita más que nunca este tipo de romanticismo. Es un lugar cínico y duro, donde todos sufrimos.

Por eso necesitamos esa música romántica, nostálgica, esa sensación de querer hacer niños. Para mí fue como una terapia. Es como un romance con mi público y con mis canciones. Y esa sensación de volver fresco y reforzado es una felicidad.

— CÚ: Usted ha pasado por una experiencia vital muy dura…

— MB: Es complicado. Por un lado, no quiero hablar de ello, pero, por otro, es imposible no reconocer su importancia, porque es el contexto de todo lo que he hecho después.

Y me siento libre, porque esa cosa terrible que ha sucedido en mi vida me ha dado capacidad de entender y de darme cuenta de que el éxito de las ventas ya ha desparecido de mi vida, no tiene ninguna importancia. Ya no me preocupo de las cosas de las que me preocupaba.


«Con la enfermedad de mi hijo sentí que no me importaba nada»


— CÚ: ¿Qué sintió cuando a su hijo le diagnosticaron su cáncer?

— MB: No me importaba nada y todavía hoy me siento así. No podía pensar en la música ni en los discos. El día que le dieron a mi hijo el diagnóstico fue el último día en que puse un mensaje en las redes sociales, fue el último en que leí algo sobre mí en la prensa.

El ego dejó de tener sentido, de formar parte de la vida. Yo pasé mucho tiempo preocupado por lo que la gente pensaba de mí.

— CÚ: ¿Y en eso ha cambiado?

— MB: Sí, ya no me importa, sé quién soy y lo que soy capaz de hacer. El apoyo de la gente fue tan grande… Mi hermana dejó su casa y vino a instalarse con nosotros. Llevaba a mis hijos al colegio. Nuestra familia de Argentina también vino. Todo el mundo dejó su vida para ayudarnos.

Tanto mi esposa como yo creo que hemos recuperado una fe nueva en la humanidad. Podemos decir que somos afortunados porque hemos sentido el amor de la gente. Hay gente que nunca lo siente.

— CÚ: ¿Cuál es la clave de la felicidad?

— MB: Mi felicidad es mi familia, sencillamente. La razón por la que he vuelto a grabar un disco es que no había salido de casa durante un año.

Entonces invité a mis amigos y a mis músicos y empezaron a surgir todas estas ideas para las canciones. Y recordé que la música es maravillosa. Todo lo que hay en este disco empezó en ese momento. Tenía el concepto, el feeling, el tempo, los arreglos…


Michael Bublé: "He vuelto a grabar porque no había salido de casa en un año"Cantantes en Instagram: ¿qué cuelgan cuando salen de gira?

— CÚ: Fue algo natural.

— MB: Sí. Pensé: divirtámonos. Fue la primera vez en la que sentí que echaba de menos hacer música. Y le dije al productor que todo tenía que fluir, que no debía ser doloroso en ningún momento.

Ellos temían que no volviera a hacer música, pero no me dijeron nada, la gente tuvo mucha empatía.

— CÚ: La música es vida.

— MB: Sí. Eso es lo que sentí.

— CÚ: ¿Qué valores le gustaría transmitir a sus hijos?

— MB: Lo que más me gustaría es que ellos conocieran el amor incondicional. Creo que es lo más valioso, algo que mi padre y mi madre me enseñaron a mí. Y luego la gracia, que está esencialmente unida a él, y la dignidad. Un valor cristiano. Es Dios, que es el padre que te quiere sin condiciones. Sin tener que hacer nada para que te amen.

— CÚ: En los momentos más oscuros, ¿a qué se agarraba Michael Bublé?

— MB: A nada. Todavía tengo momentos oscuros. Esta mañana, sin ir más lejos. Me levanté muy bajo y es la gente la que me da fuerza.

No podría haber salido adelante sin mi fe y sin mi familia, pero, si soy honesto, no hay nada que te saque adelante en realidad.

— MÁS ENTREVISTAS EN CÓDIGO ÚNICO…