Divisar árboles en pleno desierto es un espectáculo insólito que solo ocurre en Namibia. El Dead Vlei es el lugar más surrealista del planeta…

Por CÓDIGO ÚNICO

Ni el propio Salvador Dalí podría haber imaginado que un paraje como este podría ser real. Lleno de árboles, sobre una superficie desértica y un cielo completamente azul, así es el Dead Vlei.

El desierto de Namib es tan árido que el único río que lo atravesaba, el Tsauchab, no llega al mar desde hace mil años. Por eso no sorprende que los aborígenes lo denominen el “pantano muerto”.

El agua se queda a 55 km y allí forma una costra de arcilla reseca solo rota por los troncos de los árboles que vivían aquí hace un milenio. Unos troncos tan abrasados por el sol que no se descomponen jamás, formando este hipnótico espectáculo.

– MÁS VIAJES EN CÓDIGO ÚNICO…