Las 10 habitaciones de hotel más originales del mundo

Descansar bien. Dormir. Esa es la cuestión. Y ese, y no otro, es el objetivo de los mejores hoteles del mundo: ofrecer, por encima de todo, unas habitaciones de hotel en las que sus huéspedes reposen como se merecen. Y el objetivo es el mismo en nuestro país (estos son los mejores hoteles de España); en el Caribe, con algunos de los mejores resorts y hoteles del planeta; o a 30.000 pies de altura, donde algunas suites de aviones son tan cómodas como las suites diseñadas por los mejores modistos de la alta costura. También hay habitaciones de hotel ‘eco’, como las que ofrecen los 10 hoteles sostenibles más lujosos, o incluso suites bajo el agua, como las de La Muraka, el exclusivísimo complejo de Maldivas.

Pero todas estas habitaciones de hotel comparten el mismo objetivo: que el huésped duerma a cuerpo de rey. También estas habitaciones que proponemos, abiertas en lugares inusuales pero que son cómodas y divertidas para dejarse caer en los brazos de Morfeo. Por ejemplo, en un iglú en Tirol del Sur, a 2.845 metros sobre el nivel del mar, donde el silencio y la paz están garantizados. O en una casa-árbol a las afueras de Florencia, diseñada sobre los olivos por una arquitecta y artista local. O en la cabina de un 747 estacionado en el aeropuerto sueco de Arlanda. O en un tren de estética zarista. O en las celdas de la antigua prisión real de Ljubljana.

Las ofertas de alojamiento inusual son muchas. Pero estas son nuestras hoteles de hotel favoritas… y las más singulares.