La situación actual que estamos viviendo nos lleva a tener que conocer muy bien el virus al que nos enfrentamos, teniendo en cuenta que además la OMS ya lo ha declarado como pandemia. Resulta normal sentirnos preocupados y experimentar ansiedad ante la incertidumbre y la posibilidad de un contagio, pero lo más importante de todo es seguir las medidas que las autoridades establecen. De la misma manera, tenemos que tratar de afrontar la ansiedad y mantener una actitud positiva.

El sistema sanitario comienza a saturarse, de tal forma que es muy importante saber diferenciar posibles síntomas de coronavirus con respecto a otras enfermedades similares como una gripe o un simple resfriado. Para ello, exponemos a continuación las diferencias en sintomatología y hablamos de la transmisión y su letalidad.

Diferencias en los síntomas

Jordi Reina, jefe de la unidad de Virología del Hospital Son Espases de Mallorca explica las diferencias entre el coronavirus y la gripe. En primer lugar, dice que la gripe provoca frecuentemente dolor muscular y sin embargo, están viendo que este síntoma no se está dando con el COVID-19. De la misma manera, en la mayoría de los casos el coronavirus genera tos seca, sin expectoración. En contra de lo que se ha creído, ni los mocos ni los estornudos son síntomas de esta nueva enfermedad. Para tener claras las diferencias, las exponemos a continuación:

Coronavirus 

  • Fiebre
  • Tos seca (sin expectoración)
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de garganta
  • Cansancio/debilidad
Gripe
  • Fiebre
  • Tos
  • Moco
  • Estornudos
  • Vómito
  • Diarrea
  • Cansancio/debilidad
  • Dolor muscular
Transmisión de cada virus

Tanto la gripe como el coronavirus se transmiten también por vía respiratoria. En este sentido, no hay diferencias. Hay que tener cuidado con las gotitas que expulsamos tanto por la boca como por la nariz cuando tosemos, estornudamos, reímos, hablamos… De la misma forma, las situaciones de posible contagio serían las mismas: Contacto físico (besos, relaciones sexuales o un simple apretón de manos), el transporte público o cualquier otro lugar frecuentemente transitado por gran cantidad de personas.

Otras diferencias irían vinculadas a la tasa de letalidad: Con respecto a la gripe común, ronda el 0,1%. Sin embargo, con el coronavirus han estimado que está en torno al 0,7% (en China es del 2%). Estas desemejanzas se siguen estudiando y todavía no se conoce realmente por qué se dan.

El experto Jordi Reina dice que «no sabemos exactamente a qué se deben estas diferencias”, explica Reina. «Se está investigando si puede deberse a diferencias en la asistencia sanitaria o también interviene un componente genético», establece el virólogo. En cualquier caso, los grupos de población de riesgo son los mismos tanto para la gripe como para el coronavirus: Ancianos y personas con patologías previas o inmunodepresión.