Maravillas del Mundo: Los 20 lugares más increíbles del planeta

La Tierra tiene varios rincones espectaculares, creados por la simple acción de la Naturaleza durante milenios o incluso millones de años… Y algunos en los que se nota la mano del hombre. Nuestro Planeta Azul atesora una gran cantidad de lugares simplemente increíbles, casi escenarios de ciencia ficción. Descubre con nosotros los 20 lugares más increíbles del planeta…


La mejor ‘street food’: 10 platos para callejeros gourmet


 

 

Por CÓDIGO ÚNICO

Muchos de ellos no aparecen en las guías de viaje. Varios son inaccesibles. Y otros son famosos por la mano del hombre, que cambió su fisionomía para siempre. Pero todos son lugares increíbles

Del Polo Norte al Polo Sur, desde Australia hasta Belice, os proponemos un viaje de ensueño por 20 Maravillas del Mundo que parecen un escenario de película. De hecho, algunas de ellas lo han sido en algún momento. A lo mejor no puedes viajar a todos, pero por soñar… Que no quede.

1. Derweze, la Puerta del Infierno

En el desierto de Karakum (Turkmenistán) se encuentra Derweze, la Puerta del Infierno. En 1971 los soviéticos perforaron el suelo en busca de gas natural, con tan mala fortuna que colapsó; creando un  cráter de 70 metro de diámetro. Temiendo un escape de gas venenoso le prendieron fuego… Y el resto es historia. Desde entonces arde sin descanso.

2. Atlantic Ocean Road

En 1983, Noruega decidió unir sus fiordos por medio de la Atlantic Ocean Road, una de las carreteras más bonitas del mundo. Su construcción se demoró seis años y no es raro que las olas del mar se eleven por encima de la carretera en pleno invierno.

3. Glass Beach

A principios del siglo pasado, esta playa de California (Estados Unidos) se convirtió en un vertedero… Pero en 1967 se cerró y limpió completamente… Salvo de cristales y porcelana. Los que quedó fue erosionado por la acción del mar, dando lugar a Glass Beach o la Playa de los Cristales, un lugar perfecto para el postureo en el que está prohibido llevarse un recuerdo.

4. Montañas de Zhangjiajie, el escenario de ‘Avatar’

Hay veces que la realidad supera a la ficción. Bueno, casi. Si las montañas flotantes de ‘Avatar’ te impresionaron, solo te tienes que desplazar hasta las Montañas de Zhangjiajie (China) para descubrir su equivalente terráqueo. Y es que el director James Cameron se inspiró en ellas para dar forma a la batalla que tiene lugar en Pandora entre humanos y lugareños. Puro espectáculo. Aunque, cierto es, estas no flotan…

5. Montaña de Colores

La montaña Vinicunca, también conocida como Montaña de Colores o Cerro Colorado se sitúa en plena cordillera de los Andes (Perú). Su color se lo debe al hierro, azufre, cuarzo, arcilla y calcita que tiñen su superficie, dando lugar a un espectáculo incomparable. Eso sí, para llegar tendrás que subir a 5.200 metros de altura y hacer una caminata final de 5 kilómetros.

6. Cataratas Kuang Si

En pleno corazón de Laos se encuentran las espectaculares Cataratas Huang Si. Un lugar único donde, además, 23 osos negros luchan por la supervivencia de su especie. Este parque natural es prácticamente imposible de visitar por las restricciones a los turistas. Si tienes suerte y te dejan, no dudes en contárnoslo…

7. Dead Vlei

Se tiene a Dead Vlei (Namibia) por el lugar más surrealista de la Tierra. Y no es para menos. Árboles milenarios petrificados, quemados, inamovibles; se alzan como pueden ante un mar de dunas de más de 300 metros de altura. Un paisaje que ha recibido varios rodajes de películas, entre ellas ‘La Celda’, donde Jennifer López viaja a través de los sueños de un psicópata. El lugar parece de lo más adecuado…

8. El Teide, el 3º volcán más grande del mundo

¿A qué no lo sabías? Pues así es, el Teide es el 3º volcán más grande del planeta, solo superado por el Mauna Kea y el Mauna Loa en Hawaii… Pero la cosa tiene trampa, y es que cuenta también la base sobre el lecho oceánico: en total la mole tinerfeña mide 7.500 metros… ¿A qué ahora no parece tan pequeño?

9. Salar de Uyuni

Hace unos 40.000 años era un lago… Ahora es el Salar de Uyuni, el más grande del mundo. Situado en pleno altiplano de Bolivia (3.700 m. sobre el nivel del mar) su extensión abarca casi 11.000 km2 y alcanza los 120 metros de profundidad. Cuando llueve la sal se vuelve impermeable, así que este lugar es uno de los más áridos de la tierra: el agua no puede atravesar la costra de sal.

10. Arrozales de Yunnan

Son seguramente los arrozales más famosos de China. En la provincia de Yunnan (que significa «al sur de las nubes») se encuentra esta maravilla transformada por el hombre durante cientos de años. Los campesinos transformaron estas laderas en terreno de cultivo de arroz. El agua de los arrozales cambia de color según la hora y la estación, lo que origina espectaculares vistas y singulares fotografías.

11. Cataratas Victoria

Entre Zambia y Zimbabue, el río Zambeze cae abruptamente desde una caída de 108 m de altura y 1,7 km de ancho: son las Cataratas Victoria, las más grandes del mundo. El ruido es ensordecedor. No en vano los lugareños las llaman ‘Mosi-oa-Tunya’ (‘el humo que truena’).

12. Gran Agujero Azul de Belice

El Gran Agujero Azul es en realidad un cenote gigantesco situado en mitad del mar Caribe, a 80 kilómetros al sudeste de Belice. La roca caliza colapsó hasta crear un agujero gigantesco con más de 100 metros de profundidad. Un paraíso para los amantes del buceo gracias a la variedad de fauna marina que habita en su interior.

13. Salto Ángel

Aunque las Cataratas Victoria son las más grandes del mundo (por extensión), ninguna puede hacer frente a los 979 metros de caída que tiene el venezolano Salto Ángel, la catarata más alta del mundo. Ubicada en el Parque Nacional Canaima su nombre se lo debe al aviador estadounidense Jimmie Angel, que aterrizó en la cima en 1937.

14. Tepuy Roraima, la montaña de ‘Up’

Si pensabas que el escenario de la película ‘Up’ es pura fantasía de los animadores de Pixar… Quizá es hora de que conozcas el Tepuy Roraima. Una meseta en plena sabana de Venezuela que se eleva más de 1.000 metros sobre los bosques que la rodean. Es el más alto de los 115 tepuyes que hay de la Sabana venezolana. Una de las formaciones geológicas más antiguas de la Tierra… Que sirvió de inspiración para ‘Up’.

15. Ayers Rock, la montaña sagrada

Ayers Rock, también conocido como ‘Uluru’ (‘el ombligo del mundo’) para los aborígenes australianos, es uno de los monolitos de tierra más grandes del mundo: 348 metros de alto y 9,4 kilómetros de contorno son sus espectaculares medidas. Y por si te lo preguntas, sí, la escalada está permitida… Siempre que el tiempo lo permita.

16. Cataratas Kuang Si

En medio de la selva de Laos se encuentran las Cataratas Kuang Si, unas de las más bellas del mundo y uno de los atractivos turísticos más reclamados del país. También constituye un hábitat privilegiado para el oso negro. Amenazado por la caza furtiva, sólo quedan 23 osos negros en Kuang Si, por lo que el gobierno de Laos ha constituido su entorno en una reserva natural… De una belleza increíble.

17. La playa más bella de Baleares

Cala Saona, en la isla de Formentera, es sin duda una de las playas más bellas del mundo, y en las islas Baleares no tiene rival… Enmarcada en la costa de Punta Pedreracon vistas a la vecina Ibiza, está situada en un entorno privilegiado: rodeada de un mar de pinos que, además, guarda la mejor puesta de sol de Formentera. Un lugar idílico para amantes de la Naturaleza… Y del postureo.

18. Prismatic Spring, el supervolcán de colores

113 metros de diámetro y 37 de profundidad: así es Grand Prismatic Spring, la tercera mayor fuente termal del mundo, y una belleza natural digna de una espectacular foto. Situada en la cuenca del Midway Geiser, en el maravillosos Parque Nacional de Yellowstone, genera 2.100 litros de agua a 70 ºC cada minuto. Sus colore verdes, amarillos, naranjas y rojos se deben a las enormes colonias de bacterias que habitan en su superficie. Cuidado con acercarse demasiado… ¡Quema!

19. Pamukkale, el Castillo de Algodón

Digno de una fantasía del mago de la animación japonesa Hayao Miyazaki, las terrazas Pamukkale son unas fuentes de agua termal cuyas piscinas son blancas como la nieve y el agua de un intenso color azul turquesa. Su poética traducción es Castillo de Algodón y la verdad es que viendo las fotos no es para menos.

20. Hveravellir, el spa de lava

¿Un spa de lava? Bueno, quizás sea algo exagerado… Pero en mitad del océano de lava de Kjalhraun, se encuentra el área geotermal de Hveravellir. Su piscina geotérmica solo puede alojar a 20 personas a la vez, por lo que si quieres visitarlo tendrás que hacerlo con bastante antelación. Aunque sus espectaculares vistas merecerán la pena.