Comme des Garçons deconstruye tecnología y naturaleza para envolver al hombre más disruptivo.

Decir adiós a los convencionalismos. Ser irreverente. Vivir a base de contrastes porque nunca nada es blanco ni negro. La tecnología y la naturaleza se juntan para poner patas arriba cualquier idea preestablecida, para romper barreras y marcar personalidad. Esa es la filosofía que Comme des Garçons lleva por bandera desde que Rei Kawakubo creara la firma a finales de los sesenta. Desde entonces, juega y deconstruye los elementos consolidándose como una de las marcas más vanguardistas e innovadoras del panorama de la moda actual.

Si elementos tan atrevidos como el olor a polvo de bombilla caliente, a tóner de fotocopiadora, a soda, a pólvora, el carbón mineral, el oxígeno o la celulosa han protagonizado sus perfumes, no es menor el peso que tiene la naturaleza y, sobre todo, la madera en sus revolucionarias creaciones. Auténticos objetos de deseo desde sus originales frascos que contienen aromas que nunca generan indiferencia.

Entre sus fragancias, Comme des Garçons 2 es ya todo un clásico imprescindible para el hombre actual al que le gusta marcar sus propias reglas e innovar. Los contrastes, la luz y la sombra, la tierra y el sol y, especialmente, la unión de dos opuestos como son la tecnología y los ingredientes naturales se mezclan en este perfume que funde la tinta sumí y los nuevos aldehídos con el in-cienso, la magnolia, el pachulí, el ámbar, la madera de cedro o el Labdanum.Come des Garçons: la revolución olfativa 3

Otro icono de Comme des Garçons es BlackPepper, una fórmula de pimienta negra caliente y seca de Madasgacar y madera de sándalo, contrapuesta con el akigalawood (pachulí y madera de agad) y la resina de caramelo de Tonak Bean. El resultado es una colisión eléctrica, exótica e intensa que deconstruye los aromas tradicionales. Una fragancia anticonvencional de espíritu conceptual que se ha convertido en una de las más reclamadas de la marca.

Come des Garçons: la revolución olfativa 5

La madera también es la base de Wonderwood, una evocación de la exuberancia y una personalísima sobredosis de naturaleza. Maderas como la de ciprés, Codarwood o de agad se mezclan con notas de pachulí y veiver y construcciones de madera sintética como son el javanol, una nueva generación de sándalo; el cashmeran, resultante de la unión del pino y el pachulí; y el pachminol, cuyas notas de sándalo se mezclan con un toque balsámi-co y rosa. Un aroma unisex desconcertante, espectacular y misterioso, perfecto para aquellos urbanitas amantes de la naturaleza y la originalidad. Comme des Garçons, una oda al espíritu revolucionario que todos tenemos dentro.

Come des Garçons: la revolución olfativa 2

 

También te puede interesar…

Las maletas de lujo que no te dejarán tirado este verano

Charlize Theron: «Me importa una mierda lo que piensen de mí»

Los nueve mejores coches híbridos de 2018