Budapest, ¿qué ver en 48 horas?

Regada por el Danubio, el río más mágico de Europa, Budapest enamora por su arquitectura, por sus aguas termales y por los dos barrios que dieron lugar a su nacimiento, Buda y Pest. Te invitamos a un viaje con encanto en solo 48 horas por la capital de Hungría.

Por VÍCTOR GODED

Budapest, considerada como una de las ciudades más bellas de Europa, ha sido históricamente la hermana pobre de Praga y de Viena en esa trilogía que los viajeros más avezados denominan la triada de centroeuropa.

Pero la capital húngara, cuenta con una intensa vida cultural, con una vida callejera que no le anda a la zaga a Praga y cuenta con varios lugares que son Patrimonio de la Humanidad, como la colina del antiguo Palacio Real, en el barrio de Buda, la iglesia de San Matías, el bastión de los Pescadores, el puente de las cadenas o el magnífico Parlamento de Budapest asomado, imponente, al Danubio.

Pero es que, además, Budapest cuenta la única calle del mundo declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, la avenida Andrassy. Construida en 1872, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2002 por la belleza de las fachadas de las casas y palacios renacentistas que se conservan en ella. Se extiende desde Erzsébet ter hasta la plaza de los Héroes. Son unos 35 minutos andando en los que se disfrutar de edificios tan espectaculares como la Ópera y de lo mejor de la arquitectura húngara.

Su arquitectura envidiable y sus manantiales naturales, que dan lugar a algunos de los spas más bellos de Europa, como The Cave Bath o los baños del Hotel Gellért, convierten a la capital de Hungría en el destino perfecto para realizar una escapada. Aquí, cultura y relax están garantizados.


Los 10 destinos más top para visitar en 2018: Isla Mauricio

10 destinos más ‘top’ para visitar en 2018

 

— TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…