1200 euros por una exclusiva sesión de masaje a ocho manos en un exclusivo spa de Barcelona (aunque no lo encontrarás en ninguno de estos nueve spas de lujo). Según proclaman ellos mismos, el masaje más caro del mundo. Para ponerlo en perspectiva: el sueldo más frecuente en España es de unos 18.000 euros brutos al año, algo más de 1000 euros al mes.

La Empire Experience, como han bautizado a estas dos horas que se prometen inolvidables, se ofrece en el Bali Spirti Spa Lounge, un templo del relax y el bienestar fundado por Raquel Jiménez. Su elevado precio, que le convierte en el masaje más costoso del mundo, se justifica por “la dificultad de su puesta en escena y los meses invertidos en su creación”, explican desde el centro. 

Masaje en pareja

Fotos: Los spas más bellos de Europa

Un masaje a 600 euros la hora

En este completo masaje, que por tener, tiene hasta apodo (Los Cinco Elementos), intervienen todas las fuerzas de la naturaleza. Plumas y sedas balinesas para evocar el viento, lámparas de Guee (una mantequilla clarificada de usos rituales en países como Pakistán o India) traen el fuego, y el líquido elemento lo aportan el agua de rosas y el aceite caliente. Para enamorar el olfato, inciensos naturales del templo hindú balinés Pura Goa, y para conectar con la tierra, una camilla de madera tallada por artesanos balineses.

El estímulo de todos los sentidos favorece, según cuentan, el sistema nervioso. Durante 120 minutos los movimientos son continuos y contribuyen a mejorar la circulación, revigorizar el cuerpo y, sobre todo, alcanzar un estado de relax absoluto. Todo ello por 600 euros la hora (o 75 euros / hora por experta mano masajeadora). Algo que, sin duda, solo pueden permitirse los que cada año en la Lista Forbes aparecen como los más ricos del mundo.

Baño en pareja