El Houston de… Wes Anderson

La etiqueta de ‘hipster’ le persigue, pero su universo tiene mucho que ver con la América sureña en la que nació y creció. Bienvenidos al Houston más pintoresco de la mano de Wes Anderson.

Por CÓDIGO ÚNICO

Es el director fetiche de modernos e intelectuales gracias a un universo propio que aúna personajes extraños y una cuidada puesta en escena llena de simetrías y colores pastel.

Filmes como Rushmore, The Royal Tenenbaums, Moonrise Kingdom, El Gran Hotel Budapest o la recién estrenada Isla de Perros son buenos ejemplos. Wes Anderson le debe esa visión tan personal a Houston, la ciudad en la que nació hace 49 años.

Allí empezó a rodar sus primeras películas en Super8 y, ya en la universidad del estado de Texas, coincidió con Owen Wilson, uno de sus actores fetiche. «No hay ningún lugar en el que me sienta más en casa que en Houston», ha dicho Anderson.