Gran Canaria, la perla de las islas afortunadas

Aquí convergen vientos constantes y olas perfectas, aguas profundas y arrecifes llenos de vida, playas de arena fina y cuevas volcánicas, un buen tiempo que no sabe de estaciones y una oferta turística llena de posibilidades. Si te gusta el mar, no lo dudes, Gran Canaria lo tiene todo. 

Por RODRIGO PADILLA

La segunda isla más grande de las islas Canarias (después de Tenerife) es una auténtica perla por descubrir. Gran Canaria lo tiene todo…

Turismo activo, playas, shopping, relax, lujo, naturaleza… Pero, por si aún tienes dudas, te damos 6 planes con los que disfrutarás como nunca de la isla afortunada…

1. Surf y windsurf

a isla ofrece gran variedad de enclaves perfectos para todos los niveles y todas las especialidades, con multitud de escuelas, un animado ambiente y un calendario de pruebas de nivel internacional. Playas como las de Pozo Izquierdo y Vargas, olas como El Frontón de Galdar o zonas como el faro de Maspalomas han entrado por méritos propios en la agenda surfera mundial.

2. Puertos Deportivos

En Gran Canaria encontrarás cinco puertos deportivos, desde el más grande de la isla, situado en la capital, Las Palmas de Gran Canaria, hasta los de Mogán, Puerto Rico, Anfi del Mar y Pasito Blanco (todos ellos en el sur). Todos ellos cuentan con servicios que garantizan un atraque perfecto; de hecho, se han convertido en refugio para muchos yates que pasan aquí el frío invierno europeo.

3. Avistamiento de cetáceos

Las condiciones que rodean la isla, con aguas calmas, abundancia de nutrientes, temperatura agradable y profundidades de hasta 3.000 metros en algunos puntos, convierten a Gran Canaria en la zona de recreo ideal para delfines y ballenas. Varias empresas organizan salidas diarias en unos barcos diseñados para servir como plataformas de observación. La experiencia es inolvidable.

4. Submarinismo y buceo

El lugar de submarinismo y buceo más conocido es sin duda la reserva marina del Cabrón, en la costa este, con una riqueza biológica espectacular y una amplia gama de formaciones volcánicas. La Catedral, al norte, es famosa por sus grutas y juegos de luces, mientras en Pasito Blanco destacan sus arrecifes y las mantas diablo son el gran atractivo de Sardina del Norte.

5. Playas

Las tenemos urbanas como la de Las Canteras y remotas como la situada a los pies de los acantilados de Güi-Güí, de arena fina como la playa del Inglés y duras como El Puertillo, doradas como Maspalomas y negras como la cala de Melenara, familiares como San Agustín y animadas como Puerto Rico… El mejor consejo es probarlas todas. Y si hay suerte y sobra tiempo, repetir.

6. Pesca Deportiva

Cada vez son más los aficionados a la pesca de altura que llegan a los puertos del sur atraídos por la merecida fama de la que goza la isla. El motivo, además del buen tiempo durante todo el año, es la presencia de dos familias especialmente codiciadas: los picudos y los túnidos.