HIIT: ¿Qué es y por qué lo tienes que probar para estar en forma?

Una palabra se repite una y otra vez en mil y un artículos cuando buscas en Google ‘cómo ponerme en forma’: HIIT… ¿Qué es? ¿Qué beneficios se obtiene? ¿Sirve para todos? Resolvemos tus dudas sobre el entrenamiento que cambiará tu vida y aspecto… Si eres constante.

10 gadgets para un entrenamiento a otro nivel

 

Por CARLOS NIETO | Fotos: ALAMY

HIIT es el acrónimo de High Intensity Interval Training. En español, Entrenamiento a Intervalos de Alta Intensidad. Un tipo de entrenamiento que, hoy por hoy, es el más popular en el mundillo del fitness. Quizás ya sepas lo que es (o lo practiques)… Sin saberlo.

Y es que la inmensa mayoría de programas de entrenamiento beben, en mayor o menor medida, del HIIT. Un método que inventó el padre de un mito del atletismo como es Sebastian Coe, Peter Coe, en 1970.

Ahora que ya sabemos lo qué es (o mejor dicho, lo que significa) y de dónde viene, vamos al siguiente paso… ¿Le decimos adiós al michelín?

1. ¿Cómo funciona el HIIT?

En su estado inicial, Peter Coe concibió este entrenamiento revolucionario para su hijo Sebastian. La idea era mejorar su explosividad y resistencia sin renunciar a la fuerza. Así, preparó una serie de sprints de 200 metros a máxima velocidad, seguidos de descanso de 30 segundos.

En la actualidad, el HIIT permite mayor libertad a la hora de practicarlo: así, programas como Zumba o CrossFit se basan libremente en el HIIT. Los principales factores a tener en cuenta para saber si nuestro ejercicio es HIIT son dos: intensidad en el entrenamiento y descansos cortos.

Así, la intensidad puede variar desde lo moderado hasta el umbral de máximo esfuerzo. El tiempo que le dediquemos a cada serie puede variar desde unos 20 segundos hasta 1 minuto.

Mientras, el descanso, dependiendo de nuestro nivel, puede ir desde apenas unos segundos hasta un par de minutos. En HIITs más avanzados puedes optar también por el descanso activo (andar, por ejemplo).

2. ¿Cómo empiezo?

Lo principal es tener claro nuestro programa de entrenamiento antes de empezar. Y tenerlo todo listo (material, espacio…). Por poner un ejemplo, citamos el método Tabata; uno de los más populares por su sencillez y posibilidades: consiste en 8 series de 20 segundos de ejercicio a alta intensidad cada una con un descanso entre ellas de 10 segundos.

En total, 4 minutos de ejercicio que, además, podemos personalizar a nuestro libre albedrío. Y es que nosotros elegiremos el ejercicio que queremos hacer en cada serie: burpees, sentadillas, saltos, carrera, zancadas, levantamiento de barra, ejercicios de tríceps, flexiones, planks, abdominales… Imaginación al poder. Por cierto, es recomendable doblar las series.

3. ¿Cuánto tiempo tengo que estar?

Al ser un entrenamiento bastante exigente no se recomienda sobrepasar los 40 minutos por día. Además, no creas que es ponerse y ya… Es más que recomendable (casi imperativo) calentar antes de empezar y no terminar abruptamente, dando un respiro a nuestro agotado cuerpo. 15-20 minutos al día son más que suficientes para notar cambios en tu aspecto.

4. ¿Sirve para todo el mundo?

Sí, pero con precaución. Antes de empezar, lo mejor es que acudas a la consulta de tu médico para descartar problemas. En cualquier caso, si llevas desde hace tiempo tirado a la bartola en el sofá, mejor será que empieces con otros ejercicios más livianos

5. ¿Qué beneficios tiene?

Mejora y reactivación del metabolismo basal (el que nos permite quemar grasa en reposo), pérdida de grasa, mejor condición física en general…

6. ¿Cuánto tiempo tarda en dar resultados?

Si eres constante (un mínimo de 3 veces por semana), deberías notar resultados alrededor de las 2-3 semanas posteriores al comienzo de tu programa de HIIT.

¿A qué esperas para probarlo?

– Más ejercicio en Código Único