POR LAURA CASO

La crisis de Victoria’s Secret arrecia. El New York Times ha publicado una investigación en la que varias modelos y otros trabajadores y ex empleados de la firma denuncian la misoginia institucionalizada y los comportamientos abusivos de Ed Razeck, uno de los principales ejecutivos de L Brands, empresa matriz de la marca de lencería, con la connivencia del fundador de la misma, Leslie Wexner. Desde comentarios obscenos a Bella Hadid, uno de los ángeles de Victoria’s Secret, a tocamientos antes de un desfile, invitaciones a cenas y vetos a mujeres que rechazaron los avances de Razeck.

“Intentó besar a algunas modelos. A otras les pidió que se sentaran en su regazo. A una de ellas le tocó la entrepierna antes del desfile de Victoria’s Secret de 2018 [que sería el último]”, afirma el diario que ha destapado un escándalo que, por otra parte, a pocos sorprende. Razeck, que ahora tiene 71 años, se retiró de su puesto en 2019, después de realizar unas polémicas declaraciones en las que afirmaba que nunca habría modelos transgénero en sus desfiles porque Victoria’s Secret vende «fantasía».

Uno de los testimonios más detallados es el de la maniquí canadiense Andi Muise, que en 2007, cuando tenía 19 años y llevaba dos luciendo las famosas ‘alas’, fue invitada a cenar por Razeck. El ejecutivo fue a recogerla en un coche con chófer y ahí intentó besarla, algo a lo que ella se negó. Durante meses estuvo enviándole mails íntimos hasta que acabó invitándola a cenar a su casa en Nueva York. Ella declinó la oferta. Al año siguiente dejaron de contar con ella para el desfile.

Victoria’s Secret y el acoso sexual: «Olvídate de las braguitas»

Razek se sentía tan omnipotente, y según los testimonios de empleados y ex empleados, lo era, que no se frenaba ni ante supermodelos de la talla de Bella Hadid. En 2018, mientras le tomaban medidas para que la ropa interior que luciera fuera permitida por la normativa de la televisión por cable, Razek estaba observando desde un sillón. “Olvídate de las braguitas”, dijo él, según tres testigos y un cuarto al que le contaron lo ocurrido. La gran pregunta, según el magnate, es si el canal le iba a permitir “desfilar con esas tetas perfectas”.


Las Kardashians, ángeles de Victoria's Secret por un día

LEER MÁS: Las Kardashian son los nuevos ángeles de Victoria’s Secret

 

En un correo electrónico, Razek se ha defendido de las acusaciones asegurando que «son falsas, son fruto de malas interpretaciones o están sacadas de contexto. He tenido la suerte de trabajar con incontables modelos de primera categoría y profesionales muy capaces y me enorgullece el mutuo respeto que siempre nos hemos tenido».

Por su parte, L Brands ha emitido un comunicado en el que afirman que están muy centrados en garantizar la igualdad en el entorno de trabajo: «Lamentamos cualquier ocasión en la que no consiguiéramos este objetivo y estamos comprometidos por completo a mejorar continuamente y reconocer nuestra responsabilidad». Respecto al multimillonario fundador de Victoria’s Secret, Leslie Wexner (de 82 años), su portavoz se ha negado a responder al periódico y, según fuentes cercanas, estaría pensando en vender la compañía.