Seguro que sabes qué es el sexting. Pero, por si acaso, te contamos que es un acrónimo de ‘sex’ (sexo) y ‘texting’ (enviar mensajes). Consiste en enviar a través del móvil mensajes, fotos o vídeos de contenido erótico y sexual personal, a través de aplicaciones de mensajería como Whatsapp o redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter… Ahora que vivimos confinados por el coronavirus (nosotros y un tercio de la población mundial) es una práctica a la que están recurriendo muchas personas en sustitución del contacto físico.

Si nos dicen hace 10 años que esto iba a ser una práctica relativamente normal no nos lo hubiéramos creído. Pero así es. Una de esas aplicaciones para ligar que no son TinderAdoptaUnTíoha realizado un estudio para saber qué opinan las mujeres en España sobre esta práctica.

Los resultados de las encuestas establecen que 6 de cada 10 mujeres españolas han incorporado el sexting a sus prácticas sexuales. Y lo habitual es llegar al nivel más avanzado: no solo escribir mensajes sugerentes sino haber compartido alguna imagen erótica con sus ligues. Sin embargo, no podemos olvidar que el sexting podría llevar a la sextorsión. Si te chantajean con publicar tus imágenes o directamente lo hacen, no olvides que esto es delito. El peso de la ley caerá sobre la persona que ha publicado sin permiso estas fotografías y no sobre que las ha compartido con otra.

En relaciones estables o con ligues

Las encuestas han sido realizadas a 800 mujeres de entre 18 y 35 años. Sus respuestas demostraron que, efectivamente, el sexting está cada vez más extendido. El 61% de las mujeres contestaban que sí que habían enviado alguna foto íntima. De estas, un 67% de las chicas afirmaba que solo lo ha hecho con su pareja, mientras que el otro 33% disfruta del sexting sin tener una relación exclusiva.


MÁS SOBRE SEXO EN CU
¿Por qué los hombres fingen orgasmos?
El boom del Satisfyer para hombres ya está aquí
Alimentos para mejorar tu vida sexual

Prácticas como el mal llamado revenge porn, que no deja de ser violencia sexual y extorsión, hacen que muchas personas, especialmente mujeres, no se fíen de un ligue casual a la hora de enviarle fotos y necesiten tener plena confianza en la otra persona. Es el caso de Natalia, que tiene 23 años y una pareja desde hace más de un año con la que suele intercambiarse nudes (fotos sin ropa), pero solo por tener la seguridad al 100% de que son imágenes que tienen por único destinatario a su novio. De la misma manera Laura (33 años) asegura que solo ha enviado fotografías eróticas cuando ha tenido pareja, y aún así siempre sin que se le viera el rostro. Además, en su experiencia ha sido ella quien ha enviado más imágenes que sus parejas, y ellos han adoptado un rol más pasivo, solicitándolas.

Esto es llamativo porque, según el estudio, un 80% de las encuestadas admite que practicando sexting son ellos quienes abren la veda del álbum erótico. Parece que hay determinadas prácticas sexuales que cohíben al hombre, como el uso de juguetes sexuales, pero los datos apuntan a que en Internet se sienten mucho más seguros. 8 de cada 10 mujeres ha recibido un nude de un hombre.

Los peligros del ‘sexting’

Más allá de las cifras, la inseguridad en el sexting está muy presente. El 92% de las mujeres admitía temer que sus fotos privadas acabaran en manos de terceros o fueran utilizadas en su contra. Carla, de 23 años, se declara «fan del sexting», pero lo practica solo cuando tiene pareja o con un ligue que le transmite la suficiente seguridad. En este último caso, sin embargo, solo llega al flirteo sexual por texto. Las fotos y vídeos las reserva para sus relaciones, porque es el contexto en el que se siente más segura.

Otra cara perversa de esta práctica es el envío de fotos e imágenes sin haberlas solicitado. Por ejemplo, las famosas dick pics (fotos de penes) que muchas mujeres reciben en sus perfiles de redes sociales sin que haya habido consentimiento por su parte. Esto, además de  una invasión de la intimidad, puede considerarse acoso sexual.


 

 

Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

LEER MÁS: Los juguetes eróticos más caros y extravagantes del mundo

 

¿El ‘sexting’ aumenta la autoestima?

La encuesta también aborda la cuestión de la autoestima, preguntando a las mujeres seleccionadas si el sexting les hacía sentir más atractivas. En este sentido, la respuesta está muy dividida. Un 46% admite que se sienten más sexys al enviar este tipo de contenido, mientras que el 54% respondió que no lo hacían por aumentar su propia autoestima. Relacionado con el amor a uno mismo, algunos estudios aseguran que las personas jóvenes con poca seguridad en sí mismos tienen más posibilidades de padecer los efectos negativos del sexting. La psicóloga Magdalena Turcios explicaba que en muchas ocasiones las personas de menos edad se involucran en esta práctica no porque les apetezca, sino porque no sienten la seguridad en sí mismos para decir que no les apetece.

Si tu pareja es una mujer y no tenéis sexting -ni se le espera- no es algo que deba preocuparte. Primero, porque cada relación es un mundo y siempre hay que hacer lo que se consensúe entre ambas partes. Y después porque, según este estudio, para 6 de cada 10 mujeres españolas no es algo ni mucho menos imprescindible.  Aplicaciones como AdoptaUnTío no prohíben esta práctica, pero sí el uso de nudes o fotos eróticas como foto de perfil. Así lo explica Laura Solé, responsable en España de esta aplicación, aunque también añade que «no hay control de lo que los usuarios hagan después de forma íntima».

Para las que estén seguras, no hay problema: adelante. Para las que tienen dudas y solo lo hacen en determinadas ocasiones, Solé piensa que «hay que tomar precauciones. Aconsejamos pensárselo dos veces antes de mandar este tipo de imágenes y, sobre todo, nunca enviar una foto donde el rostro sea reconocible».