Con 270.000 metros cuadrados de exposición y galeristas, diseñadores y fanáticos de 160 países, el Salone del Mobile de Milán 2018 es el escaparate de lo que está por venir en materia interiorismo. Y estas son las 8 tendencias que, por lo visto allí, van a triunfar esta temporada.

Por ANA DOMÍNGUEZ SIEMENS

El azul en todos sus tonos, desde el celeste al marino, y sobre cualquier superficie; las sillas metalizadas, los globos en las lámparas, el retorno de los carritos de mesa… Esta temporada, los diseñadores estrella, los que marcan la pauta de lo que se lleva y de lo que no, ya han dictado sentencia y han marcado las líneas maestras que estarán vigentes en interiorismo en 2018. El Salone del Mobile de Milán vuelve a imponer su ley en decoración:

1. Brillos

Efectos deslumbrantes

Hay una clara tendencia entre los diseñadores por incorporar elementos brillantes en los interiores. En particular, sillas. Y tanto doradas como plateadas. Tanto es así que incluso sillas icónicas como la Panton han sido editadas por Vitra en un acabado metalizado. El arquitecto Massimiliano Locatelli, por ejemplo, ha incluido su silla dorada Atollo en el interior de la pequeña vivienda que construyó en solo diez días imprimiéndola en 3D. La construcción de casas con la técnica del 3D Printing aún no es tendencia, pero está a punto de serlo.

2. Azul

Un color de gama infinita

Contaminados por el mundo de la moda, el rosa y el amarillo siguen estando presentes en la paleta de colores de la arquitectura de interiores. Pero si hay un color que ha destacado este año es el azul. Y en todas sus versiones: desde el marino al celeste, pasando por el añil, el pavo o el turquesa. Tom Dixon, siempre de los primeros en olfatear tendencias, ha introducido el azul en sus colecciones, tanto en metal como en cristal.

3. Lámparas de bolas

Volviendo a los sesenta

En los últimos años las hemos visto crecer y multiplicarse. Las lámparas cuyo motivo principal son las bolas están viviendo un revival nunca visto. Tanto es así que el conocido chandelier Le Sphere, diseñado por Gino Sarfatti en 1959, se ha vuelto a editar. La firma americana de iluminación Apparatus es una de las que más modelos tiene basándose en la esfera.

4. Pieles ‘nude’

Vuelta a los orígenes

La piel, que sea natural. Ese es el credo de los diseñadores informados y meticulosos con las tendencias que eligen. Y así han proliferado muebles que envejecerán bien, a los que el uso les dará pátina; muebles que se heredarán e, incluso, que preservan un cierto aire a arquetipos históricos que almacenamos en el fondo de la retina y asociamos a nuestro bagaje cultural.

5. Megavolúmenes

Elogio del ‘michelín’

Se lleva lo gordo. Sí, ya era hora de que –al menos en el mundo del diseño– lo rechoncho haga furor. No hablamos solo de los asientos; también los respaldos de butacas y sofás están bien rellenitos esta temporada, hinchados hasta el límite para alcanzar una silueta regordeta y mullida que acoge al cuerpo con suavidad.

6. Carritos

Un mueble, mil usos

Si hay un elemento que uno tiene que plantearse reintroducir en su casa es el utilísimo carrito que, en realidad, nunca debería haber desaparecido de nuestros hogares. Sus funciones son múltiples, desde transportar fuentes de comida a improvisar un mueble-bar.

7. Mármol negro

Palabra de Philippe Atarck

El mármol o es negro o no es. Hemos perdido la cuenta de las veces que hemos dicho que el mármol es tendencia, pero la retomamos ahora porque nos hemos visto invadidos por su versión más oscura. La serie de mesas Volage ExS, de Philippe Starck para Cassina, son un bello ejemplo de esta tendencia. Con un diseño escueto y resumido, sin embargo explotan la riqueza de la veta blanquecina del mármol para aportarles expresividad.

8. Diseños tubulares

Piezas por un tubo

Los tubos han sido una constante en el último Salone del Mobile de Milán. No solo proliferan en todo tipo de muebles, también en docenas de objetos diferentes donde el tubo es el motivo principal. Desde los metales a los plásticos, e incluyendo también las cerámicas, los tubos predominan. El ejercicio realizado por Eugeni Quitllet en la silla y la mesa Tube para Mobles 114 –para interior y exterior, apilable y disponible en seis tonos diferentes– es un homenaje a la industria dotado de gran sensualidad y poesía.