9 planes para regalarte por San Solterín 2018

Si el 14 de febrero es el Día de San Valentín, el 13 le toca el turno a San Solterín, la fiesta de los solteros. Por eso desde Código Único te damos ideas para hacer planes si quieres disfrutar de no otra tener media naranja…o quieres conocerla.

Por ISMAEL PÉREZ

Irse de crucero

¿Aunque quede lejos de San Solterín, qué mejor momento que agosto, cuando todos se van de vacaciones con sus parejas, para lanzarse a un mar de diversión? Los cruceros diseñados para singles jóvenes éste están cada vez más de moda. Éste ofrece ocho días entre Bari, Corfu, Atenas y Mykonos para disfrutar del encanto de las islas griegas, la región italiana de la Puglia…y, claro, nadie te insistirá con levantar la bandera blanca en las fiestas nocturnas del barco  …o de la Paradise Beach de Mykonos. Desde 1.275€.

Pilotar en el karting

Para los amantes de la velocidad y el riesgo. Para sentirse un piloto de F1 dentro de tus posibilidades, un buen plan de soltero (y aún mejor con amigos) es disfrutar de una tarde de karting como la que ofrece el circuito Carlos Sainz Center. Son 18€ por una sesión de 10 minutos, pero 36€ por media hora al volante los fines de semana. Y para los que estén lejos de la capital, una propuesta extra, el Valencia Karting Center, a 15€ la carrera.

Viajar a Hawái

Cada vez son más las agencias de viajes especializadas en viajes para solteros. Quedarse en casa por tener a nadie con el que coincidir en tiempo y posibilidades para viajar es dejar de explorar el mundo, así que basta con apuntarse, llegarse con la mente abierta…y conocer a alguien. Por ejemplo, este viaje a Hawai de 15 días que incluye, además de la isla homónima las de Oahu, Kauai, Kona y Maui. Unas vacaciones sin prisas ni urgencias turísticas, para tumbarse en la playa, relajarse…y hacer amigos o lo que surja. Desde 3.550€.

Esquiar

Sí la coincidencia de San Solterín con los Juegos Olímpicos invernales de PyeongChang te ha provocado ganas de nieve, tampoco hay que cortarse por irse solo a una estación blanca. También hay viajes en grupo a esquiar, para conocer gente entre slalom y subida por el remonte. Tampoco hay que pedir vacaciones, basta con un fin de semana y 260€. Por ejemplo, el segundo de marzo, y sin irse muy lejos, hasta Jaca y Astun.

Regalarse una moto

Con lo que uno se ahorra siendo soltero (cenas, planes fuera, regalos…) se puede acabar mimando a uno mismo por San Solterín. Ningún vehículo más apropiado para un lobo solitario que una moto. La Harley Davidson es un capricho para dominar la ciudad y desplazarse incluso fuera de ella con la potencia de un gran automóvil y la comodidad de estos vehículos para aparcar. El modelo Superlow (10.800€) tiene casi 900cc y un motor Air-Cooled Evolution con sistema de inyección electrónica.

Aprender baile

No vamos a disertar aquí sobre la relación entre la danza y la sexualidad, o en dónde está la raíz de ciertos bailes, pero lo cierto es que ir a clases de baile es una actividad para ir en solitario y conocer, por fuerza, a otros aspirantes a bailarines con los que moverse en pareja. Los bailes latinos como la salsa, la bachata y el merengue son especialmente recomendables para regalarse un San Solterín movido.

Gozar de una fiesta de solteros

Cada vez son más habituales. Las palabras ‘fiesta’ y ‘solteros’ (o el anglicismo ‘singles’) juntas son una bomba de relojería. ¿Quién no va más dispuesto a conocerse a un lugar donde se supone que nadie tiene ataduras sentimentales? Y por si hubiera dudas, se ha inventado un código que imita el semáforo, con pegatinas verdes para señalar dónde hay disponibilidad de ligue. Así lo ha aplicado el evento ‘Singles of the 90s’, que empezará el 24 de febrero en Zaragoza y continuará en Madrid (17 de marzo), Valencia (7 de abril), Sevilla (21 de abril) y Barcelona (12 de mayo). Y desde solo 22€.

Ir al cine solo

No, ir solo al cine no te hace enloquecer como De Niro en Taxi Driver, ni debes ser presa de las miradas lastimosas de los demás. Al final, solo se trata de ir, sentarte y disfrutar de una película. Al cine no se va a hablar, aunque se haya idealizado la idea de ir en pareja y disfrutar cogidos de la mano. La soledad aquí tiene otros innegables beneficios: no hay que ceder a los gustos del otro y siempre ves lo que te apetece. Y como no serás el único soltero en la sala salvo que te tires por el cine cursi, la afinidad cinematográfica puede ser un punto a favor para conocer a alguien.

Recorrer el Camino de Santiago

Pocas experiencias más apropiadas para disfrutar en solitario que lanzarse a las carreteras hacia Compostela. Miles de peregrinos lo hacen cada año desde muchos puntos de España y Europa, en busca de una experiencia de introspección, y no hay noticias de que nadie se haya arrepentido. A pie, en bicicleta o hasta en caballo, el Camino es una oportunidad de conocer gente gracias al ambiente que se crea en los albergues. Porque, aunque la economía permita alojamientos mejores, es ahí donde está el auténtico espíritu de un acontecimiento que ya va mucho más allá de la religión.