Issur Danielovitch Demsky. Kirk Douglas. El legendario actor ha fallecido a los 103 años. Con él, el Hollywood dorado queda casi extinto. «Para el mundo es una leyenda, un actor de la época dorada del cine, un filántropo comprometido con la justicia y con las causas en las que creía, pero para mí, para Joel y para Peter era sencillamente Papá», ha declarado Michael Douglas al anunciar la noticia. El intérprete ha muerto en su casa, en Beverly Hills (California).

Issur Danielovitch Demsky. Con ese nombre poco puedes hacer en el mundo en el cine. Y si tus padres son un trapero ruso y una campesina ucraniana, inmigrantes, analfabetos y pobres de solemnidad, la cosa se complica más. Pero las adversidades curten y, simultaneando estudios y trabajo y haciendo gala de una férrea voluntad, Issur logró graduarse primero e ir a la Universidad después gracias a su talento para la lucha libre. Pero ser actor, su sueño, pasaba por elegir una nueva identidad. Se llamaría Kirk Douglas.

Y ahí nació el mito, un actor desmesurado e implicado emocionalmente con cualquier papel. Fue Espartaco, Ulises, Van Gogh, el Doc Holiday de Duelo de titanes, el Peg de Pata de palo… y así hasta 91 soberbios personajes que apenas le reportaron tres nominaciones al Óscar. Al final de su carrera, solo había ganado uno, y honorífico. Escaso reconocimiento para el hombre del hoyuelo en la barbilla que fallecía a los 103 años el 5 de febrero de 2020.