Salón de Ginebra 2018: el coche autónomo llega… A cuentagotas

El coche autónomo llega… Pero en pequeñas dosis. Y este 2018 no es una excepción. En el Salón del Automóvil de Ginebra apenas han llegado unas cuantas propuestas que no pasan del ‘concept car’. Y es que hasta que el ‘internet de las cosas’ no se despliegue masivamente, el coche autónomo no pasa apenas del boceto…

Por CARLOS NIETO

De momento no pasan de ser concept cars… Y es que el coche autónomo, lejos de ser una realidad tangible, está todavía algo lejos de ser producido, no ya en masa, sino de ponerse a la venta.

Y es que la llegada del 5G junto al internet de las cosas (que no llegará hasta 2020) es la condición sine qua non para que el coche autónomo triunfe. Sin una red de datos a máxima velocidad es muy difícil pensar en un coche interconectado y que reaccione a los estímulos (y cambios) de su entorno en tiempo real.

Así que hasta entonces habrá que conformarse con pequeñas ayudas a la conducción. El nivel 5 de autonomía (autonomía plena) sigue estando lejos. Hoy en día solo hay coches hasta un nivel 4 (autonomía plena en áreas reducidos y conectadas).

Así las cosas, un mundo interconectado es vital para que el coche autónomo funcione con plenas garantías. Al igual que un internet veloz y una capacidad de reacción altísima y automática…

…Lo que no quita que las marcas de coches ya empiecen a presentar sus propuestas para un futuro autónomo, al más puro estilo Yo, Robot o Minority Report. En el Salón del Autómovil de Ginebra 2018 ya hemos podido ver algunas. Los concept cars autónomos que llegan por parte de Renault, Volkswagen, Aston Martin y otras marcas aún desconocidas para el gran público. Ideas novedosas que habrá que ver si, al final, son realizables