Las tumbas más personales del mundo son sudafricanas

El empresario sudafricano Lebohang W. Khitsane está triunfando con una idea de negocio que triunfa entre las celebridades del país. Construye tumbas que reflejan los elementos más importantes de la vida de los muertos.

Por ISMAEL PÉREZ

Si en tu vida has sido una estrella del rock, quizá tiene sentido que esa memoria perdure en tu muerte más allá del recuerdo, tu música y tu página personal de wikipedia. También puede reflejarse para siempre, de forma física, sobre tu propio cuerpo. En el mismo cementerio. Y expresarse en una tumba con una guitarra y un micrófono de mármol, o con tu propia estatua cantando.

Así piensa el sudafricano Lebohang W.Khitsane, quizá el creador de tumbas más original del mundo. Tiene 42 años, pero desde que era un adolescente empezó a montar negocios ruinosos hasta que hace 14 años dio con la clave: Bataung Memorial Tombstones, la empresa que crea mausoleos a medidas de cada finado, una idea de negocio que se le ocurrió cuando consolaba a conocidos en sus momentos de duelo. “Quería crear algo nuevo, la gente siempre va a comprar las mismas y viejas tumbas y me gustaba meter la creatividad en juego”, dice el empresario en una entrevista de la BBC.

Khitsane ha revolucionado el negocio. Ha pasado de 4 a 120 empleados y creado tumbas para Zimbabwe, Botswana, Zambia, Lesotho, Mozambique, Suazilandia, Kenya. Sus memoriales se han hecho populares entre personajes reconocibles en Sudáfrica como Vuyo Mbuli, famoso presentador de tv fallecido en 2013; Gugu Zulu, joven piloto desaparecido en 2016; o Mandoza, cantante de música aborigen fenecido hace dos años, que se los han hecho construir para su muerte. Hasta existe un panteón en homenaje a Nelson Mandela, aunque el lugar donde yace de verdad sea bastante más sencillo.

“La manera en la que viven, lo que hicieron en su vida, lo que les apasionó. Todo va a su tumba”, explica Khitsane. Un buen ejemplo es el del actor de comedia televisiva Joe Mafela, cuyo mausoleo representa un salón con su sofá, mesa y un mueble con televisión, descodificador y hasta un mando a distancia…todo construido en mármol.

Para el futbolista John ‘Shoes’ Moshoeu construyó una tumba con un campo de fútbol con sus gradas, igual que para un rapero puede construir unas escalera que van hacia un escenario, para la tumba de un niño un oso, y así, balones, furgonetas, coches…todo lo que pueda distinguir a quién se pueda pagar un homenaje así en el más acá para el futuro en el más allá.

Los precios van desde los 2.000R, una cifra que a ojos europeos resulta irrisoria (137€) pero allí es considerable y se pueden contratar servicios aparte como tener la tumba en perfectas condiciones para el día del cumpleaños o el aniversario de la muerte. Khitsane también piensa en hacerse su propia tumba. “Levantaré una estatua que refleje mi forma de vida, meteré hasta el más pequeño detalle sobre mi infancia y mi alma”.