Estas son las 10 pastelerías más dulces de España

Las mejores pastelerías de España se han ganado su buena fama a golpe de azúcar. Resisten las clásicas palmeras gigantes de chocolate o los cruasanes y avanzan las más nuevas magdalenas de colores, que ahora todos llaman ‘cupcakes’. Somos las víctimas de su placer dulce.

Por ISMAEL PÉREZ

1. Pastisseria, Barcelona

“Local cómodo, buen servicio, excelente producto”, dice el argentino Nacho sobre este afamado local con pastelerías en Via Augusta y Carrer de Aragón de la ciudad condal. Los productos llevan la firma de Josep María Rodriguez Guerola y destacan por delicias de pequeño tamaño que entran por los ojos. Es difícil resistirse al rojo intenso de la Rosa de Sant Jordi o la Cirera o el verde manzana del Mojito.

2. Arrese, Bilbao

La más famosa pastelería bilbaína tiene siete locales distribuidos por toda Vizcaya, incluyendo el aeropuerto, aunque la más conocida está en la Gran Via del Botxo. Las más de 200 reseñas de TripAdvisor hacen hincapié en las trufas, “las mejores del mundo”, inmejorables” o, según Juanma Zuazo, “de cuatro gustos”. Yolanda destaca “el mejor hojaldre y chocolate del mundo”. Sí, los bilbaínos tienen fama de exagerados, pero por algo lo dirán.

3. Horno de San Onofre, Madrid

Una de las pastelerías más típicas, con cinco sedes en la capital: calle de San Miguel, San Onofre, Hernani, Hortaleza y Mercado de San Miguel. Destaca en la vertiente de las tartas, como la de chocolate con crocante, morse de frambuesa y chocolate, con dulce de leche, las tartas Santiago y Selva Negra; y en la del resto de postres típicos madrileños, como las rosquillas de Alcalá, los pestiños, las torrijas o los buñuelos. Mayra destaca las pastas y destaca que las tartas son “increíbles, perfectas y especiales”.

4. Oiartzun, San Sebastián

n la esquina de la calle Igentea y la calle Mayor, detrás del precioso Ayuntamiento donostiarra, se encuentra esta unión de pastelería y heladería. “Son los mejores turrones y siempre que vamos nos llevamos cantidades impresionantes”, cree la usuaria JaneAuse en TripAdvisor. “Los helados de arroz con leche estaban muy buenos, aunque para mí el mejor es el de chocolate con naranja”, opina Héctor. Y, además, tiene productos sin gluten. “Mi mujer, que es celíaca, casi llora en la pastelería al saberlo”, celebra David

5. Pequeña Pastelería de Mamá, Valencia

Escondido en unos jardines está esta joya de la repostería valenciana. Un local nuevo y decorado con buen gusto que ofrece un tipo de repostería moderno, de magdalenas de colores a tartas caseras originales. “Es casi imposible decidirse por una”, apuntan en TripAdvisor, mientras Sabrina afirma que es limpia y hermosamente decorada, mientras los productos que sirven “son deliciosos” y la atención “inmejorable”.

El chocolate rosa existe ¡y es natural!

6. La Mallorquina, Madrid

Un clasicazo de la repostería nacional, con su local de solera que ha visto pasar la historia del país desde la esquina entre la Puerta del Sol y la calle Mayor desde 1984. Aunque la atención es rápida y señorial, hay que prepararse para hacer cola en un local siempre lleno. Por eso conviene llevarse la compra a la calle. La oferta es clásica y variada. Gel Fernández afirma haber comido allí “la mejor napolitana tanto de chocolate como de crema pastelera de toda mi vida”.

7. Semola, Vigo

Este local de Praza Porta do Sol de Vigo se ha ganado una rápido fama por su gusto decorativo y dulces novedades de la pastelería como tarta roja velvet o las magdalenas de colores, a las que se suman los clásicos bombones de chocolate. También tienen bebida y unas mesas para degustar allí los productos. Y no todo es intensamente dulce. Carlota recomienda en TripAdvisor el pan de molde de olivas, la tartaleta de crema de pistacho y frambuesas.

8. Sobrina de las Trejas, Medina Sidonia (Cádiz)

Es frecuente que para encontrar las mejores joyas gastronómicas se deba salir de las grandes ciudades. El ejemplo es esta pastelería situada en el propio centro de la localidad gaditana de Medina Sidonia. Está especializado en turrones, alfajores, tortas pardas, empanadillas, yemas de canutillo, yemas nevadas o rocas. “Todo está riquísimo y la sensación es que se deshace en la boca”, elogia en TripAdvisor.

9. Torreblanca, Alicante

Paco Torreblanca está considerado el mejor pastelero del mundo y tiene tiendas en Alicante, Valencia y Petrer, aunque nos quedamos con la primera. ¿Su especialidad? El panettone. “Desde que lo descubrí hace unos años intento conseguirlo todas las navidades, es el mejor de España”, afirma Millán, un cliente, en TripAdvisor, mientras Mariola recomienda vivamente el de chocolate. “Dicen que el azúcar no es bueno, pero los sabores que se pueden degustar merecen acortar la vida”, sentencia Juan.

10. Casa Kiki, Málaga

No es un gran local de lujo, ni está avalado por la tradición o por un gran nombre. Tampoco está exactamente en el centro de Málaga, aunque Casa Kiki tiene tres pastelerías en la ciudad andaluza. Pese a todos los obstáculos, esta pastelería convence a todo el que se acerca a ella, que a juzgar por lo que dicen los clientes, son bastantes. “Tiene unas cañas de chocolate tamaño XXL para chuparse los dedos”, cree Ana, mientras otros destacan las palmeras gigantes y rellenas o el roscón de Reyes.