Por LAURA CASO

Cualquier cosa que haga Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo (el primero de los más multimillonarios del planeta y ‘presidente’ del club de los 100 billones de dólares) nos interesa. Sobre todo, saber en qué invierte su dinero. Hace poco sabíamos que había hecho una venta de acciones de Amazon por valor de 4.000 millones de dólares para invertir en otros proyectos y, ahora, ha salido a la luz que ha adquirido una nueva casa.

Y no es una casa cualquiera, claro. El listón estaba muy alto después de la vivienda de cuatro pisos en Nueva York, pero lo ha superado. Además de lo imaginable (una lujosa mansión con una gran extensión de terreno alrededor y todas las medidas de seguridad y privacidad posibles) se trata de una casa con mucha historia. Data de la década de los 30 del siglo pasado y perteneció a Jack Warner, presidente de Warner Bros.

Los 165 millones de dólares que ha costado esta propiedad de 13.000 metros cuadrados han convertido la operación en una de las más grandes de la zona. Bezos, que recientemente ha anunciado que está prometido con Lauren Sánchez (un romance que salió a la luz, según ha denunciado el fundador de Amazon, por el hackeo de su móvil por parte del príncipe heredero de Arabia Saudí).


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Chris Cristi (@abc7chriscristi) el

Jeff Bezos y su nueva casa en Berverly Hills

La lujosa adquisición incluye, además del edificio principal, una casa añeja para invitados, una piscina, una pista de tenis y grandes extensiones de vegetación. Su interior ha protagonizado numerosos reportajes fotográficos para revistas. No en vano es uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial de la época, y conserva el encanto de los primeros años de la meca del cine.

Según The Wall Street Journal, Bezos ha realizado la transacción en persona. La mansión pertenecía al magnate de los medios de documentación David Geffen (entre otros muchos negocios, fundó DreamWorks junto a Steven Spielberg, aunque abandonó la compañía en 2008). Geffen la había comprado en los 90 por casi 50 millones de dólares, una operación que ya en su momento fue una de las más caras del momento.

Pero las operaciones inmobiliarias del magnate del comercio online no se han detenido ahí. Parece ser que también le ha comprado a Paul Allen, fundador de Microsoft junto a Bill Gates, un terreno por valor de 9 millones de dólares.