Para disfrutar de una cata de vino perfecta en casa en estos días de confinamiento por el coronavirus no hace falta ser ningún experto. Basta un vino a su temperatura adecuada, una buena copa y degustarlo con calma (mejor, si es con buena compañía). Ana Lahiguera, Brand Ambassador de la D.O. Rueda lo resume en estos siete sencillos consejos:

Cátalo a ciegas

En la medida de lo posible, intenta catar el vino a ciegas. Sin la influencia de las las etiquetas o los precios, estarás más abierto de mente y te dejarás llevar solo por las sensaciones. Cierra los ojos, huele, saborea y disfruta.

Emplea una copa para cada vino

Si vas a catar varios vinos, cambia de copa. Prepara una copa diferente para cada uno; de esta forma no mezclarás sabores y el vino anterior no permanecerá en tu recuerdo.

Contémplalo antes de probarlo

Antes de llevártelo a la boca, observar los colores del vino te ayudará a comprender mucho de la uva. En los vinos blancos de la D.O. Rueda hay decenas de tonalidades: pálidos, amarillos pajizos, dorados… El color amarillo verdoso, por ejemplo, hace inconfundible la variedad de uva Verdejo. Por otro lado, una superficie blanca (un simple folio es suficiente) ayuda a apreciar mejor los colores de cualquier vino y permite observar si es brillante o o si hay partículas en suspensión….


 

7 cócteles con vino muy fáciles de prepararCócteles con vino: 7 recetas fáciles para preparar en casa

Sujeta la copa por el tallo

La razón es bien simple: haciéndolo así evitarás calentar el vino con las manos. Haz girar la copa suavemente desde la base en pequeños círculos hacia ambos lados. Con este ligero movimiento podrás observar, por un lado, cómo caen las ‘lágrimas’ del vino (a menor velocidad de caída, mayor densidad y, por lo tanto, más graduación alcohólica) y, por otro, cómo salen los aromas al oxigenar el vino.

Huélelo varias veces

Aunque a primera vista pueda resultar algo extraño oler el vino antes de probarlo, es la clave para apreciarlo al máximo, ya que el olfato tiene una capacidad sensorial superior a cualquier otro sentido, incluido el gusto. El vino se huele tanto a copa parada como a copa agitada, ya que en ambos casos afloran olores y sensaciones diferentes: florales, espaciados, frutales, vegetales, balsámicos, químicos… Nuestro consejo es no llevar perfumes fuertes y evitar olores externos para que nuestro olfato no se vea influído..

Y ahora, a la boca…

¡Por fin llego el momento de disfrutarlo! En esta fase encontramos muchas características que harán de nuestro vino, un vino único: la temperatura, la textura, la persistencia en boca una vez lo hemos ingerido, el equilibrio entre dulzura y acidez… Recuerda siempre que un vino no es bueno o malo per se; el mejor vino será siempre el que más te guste. 

Haz la cata en buena compañía

La mejor forma de probar un vino es rodeado de la mejor compañía, ya sea presencialmente o por videollamada, ¡y que cada uno comparta sus percepciones! Recuerda siempre que un mismo vino es percibido de forma diferente en cada paladar.

Y si quieres probar buenos vinos, aquí tienes unas recomendaciones de Código Único: