El 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad, una fecha reconocida por la ONU para poner de relevancia que la felicidad y el bienestar tienen que ser aspiraciones universales de todos los seres humanos. Incluso en tiempos de confinamiento por el coronavirus. Y no hay nada que haga más feliz a la gente que reír. ¿Te animas a comprobar los beneficios de la risa con nosotros?

No hacen falta ni encuestas ni sesudos estudios para saber que las personas que sonríen a menudo viven más, gozan de mejor salud, tienen mejores relaciones, resultan más atractivas, desarrollan más su inteligencia y disfrutan de un mayor equilibrio emocional. Pero sí hay estudios sobre el tema, y todos llegan a la misma conclusión: reír nos hace mejores.


Coronavirus: sonreír es gratis y sirve para mucho 1Las personas que sonríen a menudo…

  • Viven más y con mejor calidad de vida.
  • Gozan de mejor salud.
  • Tienen mejores relaciones.
  • Resultan más atractivas.
  • Tienen mayor plasticidad cerebral y, por tanto, desarrollan más su inteligencia.
  • Disfrutan de un mayor equilibrio emocional.
  • Son menos propensos a sufrir enfermedades como el alzhéimer o el deterioro cognitivo.

Pero no vale cualquier risa. Tiene que ser franca y espontánea, no forzada. Tiene que ser la ‘sonrisa de Duchenne’, nombrada así por el investigador francés Guillaume Duchenne. Este tipo de sonrisa, la más sincera y efectiva que existe, involucra la contracción de los músculos cigomático mayor y menor, cerca de la boca, que elevan la comisura de los labios, y el músculo orbicular, cerca de los ojos, cuya contracción eleva las mejillas y produce arrugas alrededor de los ojos.

Además del aspecto fisico, esta sonrisa involucra canales neurológicos relacionados con los centros emocionales del cerebro y la zona del córtex, que regula los procesos intelectuales, lo que significa que esta sonrisa favorece que te sientas bien y seas más inteligente.

La sonrisa y su hermana mayor, la risa, liberan endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina que contribuyen a mejorar la salud porque activan el sistema neuroendocrino e inmunitario, elevan el número de leucocitos y favorecen la plasticidad cerebral.

Y si estás enfermo, la risa también ayuda. Los expertos en medicina psicosomática afirman que la sonrisa reduce hasta un 60 por ciento el tiempo de recuperación de los pacientes, porque activa la vis curatix o fuerza curativa del organismo.


Ocho ideas para sonreír y que los demás sonrían

Estos son los trucos de Isabel Serrano Rosa, psicóloga y directora del gabinete EnPositivoSí:

  • Convierte al espejo en un amigo: por la mañana, cuando te levantes, sonríete en el espejo; y antes de acostarte, date las buenas noches con un guiño y una sonrisa. 
  • Sonríe varias veces al día: cuando entres en un lugar público (si es que puedes), sonríe; eso hace a las personas más proclives a ayudarte.
  • Pon emoticonos sonrientes en tus conversaciones escritas si aún no lo haces. 
  • Dile a tu pareja, amigos e hijos cuánto les aprecias a través de la sonrisa y la mirada.
  • Realiza un acto bondadoso al día que haga sonreír a los demás: un chiste, algo para desengrasar…
  • Sé amable y no dramatices. Y ya que estás encerrado, organiza una sorpresa agradable: una cena especial para tu familia puede valer…
  • Llama a alguien que hace tiempo que no ves y ríete con él.
  • La tradición oriental utiliza una meditación sencilla que favorece la salud y la relación con uno mismo: cierra los ojos, lleva tu atención al interior de tu cuerpo y sonríe a cada uno de tus órganos, a cada parte de cuerpo de los pies a la cabeza. Esa sonrisa tiene efecto curativoCoronavirus: sonreír es gratis y sirve para mucho 2

La sonrisa, claro está, no nos va a pagar la hipoteca ni nos va a evitar el confinamiento, pero sí puede ayudarnos a superar la desesperanza y a aliviar el malestar emocional que supone el encierro. ¿Te animas a ponerte en acción y a mejorar el bienestar físico y emocional de la humanidad con el maravilloso efecto contagio de la risa?