La cuarentena por coronavirus va a poner a prueba nuestra salud mental y física. Hacer algo de ejercicio, mantenernos ocupados, evitar la ansiedad son algunos de los consejos prácticos de los especialistas. Pero también comer sano. Estas son las pautas que recomienda la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

  • Planifica lo que vas a comer. Es importante la organización semanal o quincenal del menú. De esta forma las compras (que deben ser las mínimas imprescindibles, no lo olvides) se podrán ceñir a los productos necesarios, evitando la improvisación con alimentos más calóricos. Por otro lado, ten en cuenta cuántos vais a comer y prepara unas raciones en consecuencia.
  • Evita los alimentos ultraprocesados. Es cierto que son menos perecederos que los productos frescos, pero evita la tentación de incluirlos en la cesta de la compra con la falsa ilusión de tener algo en la despensa por si llegan tiempos peores. Eso no es comer sano.
  • Prescinde de los refrescos azucarados. Sustituye las bebidas carbonatadas y los zumos con alto porcentaje de azúcar por agua, café o infusiones. Lo mejor es siempre el agua.
  • Opta por alimentos saciantes y saludables. Así evitarás la ingesta de grandes cantidades o tener hambre al poco tiempo de comer. Son recomendables alimentos como legumbres, frutos secos, carnes magras, pescados huevos y lácteos.
  • Prioriza los cereales integrales. Si tomas pan, arroz o pasta, que sea preferiblemente integral.
  • Come a diario frutas y verduras. Elige las frutas menos perecederas (manzanas, naranjas, peras…). Si no tienes a mano, opta por fruta envasada en su jugo. En el caso de las verduras, una buena opción para comer sano es optar por la congelada y cocida, que facilita la conservación durante más tiempo.
  • Evita picar entre horas. Pero si la ansiedad te puede, elige alimentos saludables como encurtidos, crudités, tostadas integrales con atún, yogures con semillas y/o fruta, fruta seca…