Las 10 fiestas de Año Nuevo más espectaculares

Las tradiciones varían, pero el espíritu es el mismo: celebrar el año que comienza. Celebraciones de año nuevo las hay de todos los tipos y colores: multitudinarias, excéntricas, sobrias y muy originales. Aunque todas comparten una característica: la alegría es el combustible que inflama a todas estas fiestas.

Por SILVIA CALVO

Las celebraciones de Año Nuevo recorren el globo y estallan según se van sucediendo las diferentes zonas horarias. Cuando llegan las 12 de la noche la adrenalina se dispara y comienzan los festejos más esperados.

En cada país o incluso ciudad, las tradiciones varían, pero el entusiasmo y la felicidad son los comunes denominadores en una noche en la que todo el mundo tiene algo que festejar.

Las celebraciones de Año Nuevo más populares dejan tras de sí, unas postales espléndidas. En Código Único repasamos, una a una, las 10 más locas, atrevidas y solemnes que tienen lugar.

1. Times Square (Nueva York)

NOCHEVIEJA DE PELÍCULA

En Times Square un millón de personas clavan sus ojos cada año en su famosísima bola, que se sube a las 18 horas y desciende durante 60 segundos a las 23:59. Justo después, el cielo de Nueva York en Navidad se llena de colores por las toneladas de confeti que se lanzan desde los rascacielos. Es una de las celebraciones de Año Nuevo más retratadas en las películas.

2. Sidney (Australia)

UNA CELEBRACIÓN A TODO COLOR

Cuatro son las sesiones pirotécnicas que despiden el año en Sidney (Australia). La más espectacular comienza justo antes de la medianoche, dura 15 minutos y en ella se gastan alrededor de siete millones de dólares. El festival tiene la Opera House como telón de fondo y puede disfrutarse desde los miradores o desde las embarcaciones atracadas en la bahía. Además de tener las playas más deseadas, Australia sabe cómo pasarlo en grande en la metrópolis. Sino te convence a idea, siempre puedes ir a las costas para pasar la Navidad en bañador.

3. Concierto de Año Nuevo en Viena (Austria)

LA NOTA MÁS CLÁSICA DE LA NAVIDAD

El Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, que este año el director será Christian Thielemann, se viene celebrando sin interrupción desde 1941 y es seguido por 50 millones de telespectadores. Clásicos como el vals El Danubio azul o la Marcha Radetzky son la mejor banda sonora para la mañana del 1 de enero. Si viajas a Viena, no olvides que allí se albergan algunos de los mejores hoteles de lujo Europeos.

4. Coney Island (Brooklyn)

UN BAÑO ÁRTICO

Una de las celebraciones de Año Nuevo más salvajes y gélidas del mundo se lleva a cabo en el muelle de Coney Island (Brooklyn). Allí, los neoyorquinos más atrevidos disfrutan de conciertos, atracciones y de un baño en el océano Atlántico, muchos de ellos disfrazados. El chapuzón lo organiza la asociación del baño de invierno más antigua de Estados Unidos, la Coney Island Polar Bear Club, y sirve para recaudar fondos. Tras el baño,  recorrer las 11 visitas imprescindibles de Brooklyn es una experiencia maravillosa, sobre todo después de semejante descarga de adrenalina.


Oporto 16

Los 30 mejores destinos del año para viajar por el mundo

5. Copacabana (Río de Janeiro)

FIN DE AÑO EN LA PLAYA

Cada 31 de diciembre, dos millones de personas se desperdigan por la maravillosa playa de Copacabana, en Río de Janeiro. A ritmo de samba y fuegos artificiales, y a unos más que agradables 24 ºC de temperatura, los cariocas y turistas disfrutan de la fiesta de Año Nuevo al aire libre más grande del mundo.

6. La Haya (Holanda)

BAÑO MULTITUDINARIO DESAFIANDO AL FRÍO

Miles de holandeses desafían el 1 de enero las bajas temperaturas para darse un baño en el mar del Norte, en Scheveningen, un barrio de la ciudad holandesa de La Haya. El pasado Año Nuevo, el termómetro marcaba 7 grados centígrados, pero las temperaturas suelen ser más bajas, incluso por debajo de los cero grados. Pero eso no arredra a los incondicionales de esta tradición que se remonta a los años 60 del siglo pasado, cuando el club de natación local organizó un chapuzón colectivo para recibir el Nuevo Año. Hoy, la tradición se repite en muchas ciudades costeras a lo largo y ancho de toda Holanda.

7. Garmish-Partenkirchen (Alemania)

VOLANDO AL AÑO NUEVO

En esta coqueta localidad de los los Alpes alemanes se celebra desde hace más de 60 años esta competición de saltos de esquí que está encuadrada en el prestigioso torneo de los Cuatro Trampolines, que completan Oberstdorf, Innsbruck y Bischofshofen. Los tickets para la competición del día 1 de enero se pueden adquirir en la web vierschanzentournee.com.  Lo tradicional es verlo en la pequeña pantalla, pero los aficionados aseguran que verlo en directo, con su cálido ambiente y sus frías temperaturas es especia. Casi tanto como disfrutar de las estaciones más prestigiosas de esta porción de los Alpes alemanes a tiro de piedra de la frontera con Austria.

8. Moscú (Rusia)

DESDE EL KREMLIN CON AMOR

El principal punto de reunión para dar la bienvenida al año nuevo en Moscú es en la Plaza de la Catedral del Kremlin, junto a su gran árbol. Una peculiaridad importante de la fiesta de año nuevo en Rusia es el Ded Moroz (el ‘abuelo del frío’), el equivalente a Papá Noel). Ded Moroz viene acompañado de su nieta Snegurochka (conocida en algunos lugares como la chica de nieve), la cual le ayuda a repartir los regalos. Otro elemento importante en el Año Nuevo ruso es pedir deseos: apenas el reloj da las 12 se debe escribir el deseo en un papel, luego hay que quemarlo para posteriormente esparcir las cenizas en una copa de champán y luego beber dicha copa. Pese a que la celebración rusa es fundamentalmente familiar, en Moscú los mayores bulevares y plazas se adornan para acoger el Año Nuevo y este año se lanzarán fuegos artificiales desde 36 puntos diferentes de la ciudad; el más importente es la Plaza del Kremilin, cuyo campanario Spaskaia marca las 12 de la noche, tras lo que se escucha el himno ruso, se brinda y luego empieza el espectáculo de fuegos artificiales.

9. Las Vegas (Estados Unidos)

EL ÚNICO MOMENTO DEL AÑO EN QUE PARA THE STRIP

La celebración en Las Vegas es simplemente ES-PEC-TA-CU-LAR. Hay tantos clubes, hoteles, bares y casinos donde escoger que es imposible no pasarl bien. EL Strip, la vía principal de la ciudad, donde se concentra toda la animación, se cierra al tráfico para que todos puedan ver los fabulosos fuegos artificiales y, en el centro, la Freemont Street Experience se llena de gente para una extravagancia de conciertos, luces y sonidos.

10. Barcelona (España)

TOTS A L’AIGUA

Desde 1996 en Barcelona se ha instaurado la tradición de bañarse en la playa de Sant Sebastiá el día 1 de enero. Es lo que se conoce como Primer Bany de l’Any (primer baño del año). Está organizado por el Club Natació Atlètic Barcelona. La participación es gratuita y para animar a los valientes, desde la megafonía se lanzan dos gritos de guerra: ‘tots a l’aigua’ (todos al agua) y ‘no fa fred’ (no hace frío). Y efectivamente, la temperatura del agua, que ronda entre los 15 y los 18 ºC, no es especialmente gélida. Después del baño puedes disfrutar en la ciudad, por ejemplo, de las 12 postales más clásicas del Barrio Gótico de Barcelona, de los miradores secretos para contemplar Barcelona a vista de pájaro o de la Rambla y otras diez razones para amar Barcelona.

— MÁS DESTINOS DE LUJO EN CÓDIGO ÚNICO…