Boryeong, en Corea del Sur, no teme ensuciar sus calles cada mes de julio: en realidad, cuanto más embarrada esté todo, mejor. Porque ese es el objetivo de Boryeong Mud Festival.

Es el festival más importante –y masivo– de Corea del Sur (uno de los países más instagrameables del planeta): hasta 3,3 millones de personas se trasladan en julio a la ciudad costera de Boryeong para ponerse, entre risas, hasta arriba de barro. El lodo que cubre esta parte del litoral es más rico en minerales –dicen–que el mar Muerto y sus beneficios para la piel son innumerables.

En 1998 las autoridades decidieron implantar el Boryeong Mud Festival para promocionar las bondades de esta viscosa sustancia y ahora es una cita anual. En 2019 se celebra entre el 19 y el 28 de julio y contará con toboganes y piscinas de barro, pruebas deportivas, masajes y tratamientos de belleza y salud. Todos son bien recibidos. Porque, como dicen en Boryeong, «todos somos iguales bajo el sol (y cubiertos de barro)».