San Antonio: ¿Qué ver en 48 horas?

La segunda ciudad de Texas celebra su 300 aniversario. Una buena excusa para empaparse de su presente y recordar su pasado. Repasamos San Antonio en 48 horas.

Por JORGE MARTÍN

DÍA 1

Catedral de San Fernando

La catedral de San Fernando fue construida por 15 familias llegadas desde las Islas Canarias. Al caer el sol, se proyecta sobre su fachada una videoinstalación que recrea esa historia.

Jardín Botánico

Un remanso de paz en medio de la ciudad con plantas de todo el mundo, además de cientos de especies de pájaros.

Paseo del Río 

Las tiendas, bares y restaurantes se suceden a lo largo del Río San Antonio para crear un ambiente único, muy sureñ. Ideal para recorrer a pie por la orilla o en barca desde el agua, sin dejar de parar donde más le apetezca.

Misión de el Álamo 

Entre estos muros se guarda un pedazo de la historia de los Estados Unidos. Aquí surgió la ciudad hace 300 años y luego se convirtió en escenario de la batalla.

El Mercado

El mercado mexicano más grande de EE.UU. ocupa tres manzanas y en él nunca faltan la música ni la alegría. Tampoco los lugares apetecibles para comer, beber y comprar.

DÍA 2

Misión de San José 

No es la más antigua de las muchas misiones que rodean San Antonio, pero sí la más grande. De ahí que se la conozca como ‘la reina de las misiones’. Se empezó a construir en el año 1720 y es un perfecto ejemplo de la arquitectura colonial española. No debe dejar de visitar la iglesia.

San Antonio Spurs 

Cinco títulos avalan su trayectoria en la NBA y le convierten en el referente deportivo de la ciudad. Desde 2016 el español Pau Gasol juega con ellos.

Witte Museum 

Un museo que presta tanta atención a la historia de Texas no podía pasar por alto el 300 aniversario de la ciudad y ha preparado una exposición sobre el tema. Hay, además, una galería dedicada a los dinosaurios y otra al funcionamiento el cuerpo.

Japanese Tea Garden 

Atravesar la puerta Torii, a la entrada del Japanese Tea Garden, es como trasladarse a otro continente gracias a su vegetación, sus estanques llenos de peces exóticos o su puente de piedra. No deje de ver la cascada del interior del parque, de casi 20 metros. Cuenta también con un restaurante donde podrá comer sushi, pero también un sándwich o una ensalada.

Unas botas de récord

Son un  símbolo de la ciudad. Con sus casi 11 metros de altura son las botas de cowboy más grandes del mundo. Están junto al centro comercial Saks Fifth Avenue y su tamaño es tan grande que un vagabundo vivió durante un tiempo protegido por una de sus suelas.

— MÁS VIAJES EN CÓDIGO ÚNICO…