Jennifer López: «Sé que la gente me mira»

Baila, canta y actúa. Y dirige sus negocios sin que le tiemble el pulso. Y todo lo hace con éxito. Solo así es posible amasar una fortuna de más de 380 millones de dólares. Con Jennifer López, la latina más poderosa del ‘show business’ hablamos de cine, de su cuerpo y de su carrera fuera de los platós.

Por MARÍA ESTÉVEZ

Jennifer López es una de las mujeres más poderosas de Hollywood. Y su poder va más allá de protagonizar una película o publicar un disco. Es la séptima artista que más ingresó en 2018, con 47 millones de dólares, en buena media por el contrato que firmó con un casino de Las Vegas, donde ha llenado su aforo cada noche durante casi dos años. Y eso marca la diferencia.

Ahora, la neoyorquina regresa al cine con la película Jefa por accidente, una edificante comedia romántica al estilo de Armas de mujer o Sucedió en Manhattan. En el filme, López interpreta a Maya, una trabajadora en la cuarentena que intenta ascender en su trabajo y se reinventa a sí misma con un currículum mejorado artificialmente y que demuestra que la inteligencia de la calle puede valer tanto como todo lo aprendido en los libros.

En Los Ángeles, en plena gira de promoción de Jefa por accidente, nos sentamos con Jennifer López a charlar de cine. Pero también de música, de series, del éxito y de cómo se siente al ser un icono para las mujeres latinas. Y no tardamos ni cinco minutos en descubrir que ahora mismo es una mujer feliz con su prometido, el exjugador de béisbol Álex Rodríguez, con sus gemelos, con sus múltiples trabajos y con cada nueva faceta que va apareciendo en su vida. ¿La última? El lanzamiento de una línea de productos de belleza. Ella misma nos lo cuenta…

— CÓDIGO ÚNICO: ¿Estamos ante una mujer de negocios o ante una artista?
— JENNIFER LÓPEZ: Creo que soy ambas cosas, pero definitivamente déjame que me quede con el título de mujer de negocios. Me gusta. Me siento muy orgullosa de lo que he conseguido.

— ¿Por qué decidió hacer esta película?
— Cuando leo un guión tengo que sentirlo, imaginarme a mí misma viviendo la historia. Si eso sucede y si mantiene el interés hasta el final, entonces puedo verme en el relato. Eso pasó con esta película. Como actriz siempre tengo que sentirme identificada con la narración.

— Con su compañera de reparto, la actriz Leah Remini, mantiene una buena relación dentro y fuera de la pantalla…
— La conocí porque era amiga de mi exmarido Mark [Anthony] y como teníamos tantas cosas en común se la robé a Mark y nos hicimos inseparables. La amistad que ves entre nosotras en pantalla se parece mucho a la que tenemos en la vida real. Hay muchas escenas que hemos escrito que han sucedido en realidad.

— Esta película lanza el mensaje de que no es necesario estudiar para triunfar. ¿Existe esa intención en el filme de inspirar a las mujeres latinas que, como usted, no han tenido acceso a una educación universitaria?
— Triunfar sin tener estudios universitarios es posible. La gente necesita saber que no existe un solo camino para alcanzar el éxito, que hay otras muchas rutas. Por eso me encanta esta película. Yo no tuve una educación formal: crecí en el Bronx, no fui a la Universidad y cuando comencé en esta industria no conocía a nadie. No tenía forma de entrar en el show business, pero busqué mi oportunidad y aquí estoy. Soy el ejemplo de que sí se puede.


Borrador automático 1381VUELTA A LA COMEDIA

Tras protagonizar ‘Ángel de venganza’ junto a Viola Davis y la serie de la NBC ‘Shades of blue’, ‘Jefa por sorpresa’ es la vuelta de López al cine. En esta comedia de enredo dirigida por Peter Segal que la crítica ha calificado como «un ‘Armas de mujer’ moderno», López está acompañada por Vanessa Hudgens, Milo Ventimiglia y Leah Remini. Se estrena el 8 de febrero. 


— Cuando no se tiene un título académico, ¿qué es lo que más inclina la balanza para alcanzar el éxito: el talento o la experiencia?
— Tener talento ayuda, pero lo que inclina la balanza es trabajar el doble. Honestamente, siento que el secreto de mi éxito reside en que trabajo el doble que cualquier otra persona.

— Y también parece tener un sexto sentido…
— Sí, pero eso entra dentro del talento. Hay mucha gente con talento, pero no tanta con ganas para poner todo el trabajo que se requiere todo el tiempo. Ese es el secreto de mi éxito.

— ¿Alguna vez la han rechazado en un trabajo?
— Seguro. Ahora no recuerdo cuándo, pero estoy segura de que en mi pasado ha habido momentos de frustración al sentir el rechazo.

— Aunque no haya ido a la Universidad, ¿le gusta aprender?
— Desde luego. Nunca fui una mala estudiante, de hecho se me daba bien, pero nunca tuve una oportunidad y mis sueños eran otros: mi idea no era ir Harvard ni a ninguna otra universidad, yo lo que soñaba era ser artista.

— Y ahora, como mujer de negocios, se pasa el día rodeada de abogados de Harvard…
— Así es. Todo el mundo que trabaja para mí o para Álex en nuestras empresas ha ido a alguna Universidad de prestigio. Tenemos gente de Stanford, de Duke y nosotros somos los comandantes. Pero no me siento al mando, me gusta crear equipos y mantener la mentalidad de una comunidad.Borrador automático 1383

— ¿Piensa enviar a sus hijos a la universidad?
— Si ellos quieren, sí. Quiero que vayan a la universidad para que desarrollen su personalidad.

— En los últimos tiempos se ha convertido en una de las líderes más descatacas de la comunidad latina y con Álex Rodríguez forma una de las parejas latinas más poderosas del show business. ¿Se siente cómoda Jennifer López en ese papel?
— Tanto Álex como yo somos dos personas que nos hemos hecho a nosotros mismos, los dos hemos triunfado y ahora estamos juntos. Él ha tenido que trabajar muy duro también para llegar donde está y es algo que ambos tenemos en común. Él siempre fue el jugador de béisbol que más luchó por triunfar, siempre fue famoso por eso. Lo mismo me ocurre a mí en mi industria. Tenemos una ética de trabajo en la que apreciamos y conocemos, viniendo de no tener nada, lo que significa salir de un barrio pobre. Los dos queremos ayudar, devolver parte de lo que tenemos a nuestra comunidad y enseñarle eso a nuestros hijos, porque ellos están creciendo de una forma muy diferente a nosotros. Su vida es mucho más privilegiada que la nuestra; sin embargo queremos que vean lo que significa trabajar duro y devolver a los demás.

— ¿Cómo enseña a sus hijos?
— Si hay algo que no puedo darles es la inteligencia que uno adquiere viviendo en las calles. Eso es algo que se gana cada uno. Cuando les digo a mis hijos que sean más duros y me piden que les enseñe, simplemente no puedo. Lo entiendo. Sé que no tienen la piel tan dura como yo, pero han evolucionado mucho más emocionalmente. Son más inteligentes y muy abiertos. Es algo maravilloso de ver. A mí me educaron de una manera determinada, pero he aprendido a ser diferente y enseñar a mis hijos de otra manera. Cuando los ves actuar de una forma distinta a como lo hubieras hecho tú, es una gran recompensa. No puedo darles la sabiduría de las calles, pero sí una educación emocional mucho más inteligente.


Borrador automático 1384LATINOS Y PODEROSOS

La relación de la actriz, cantante, bailarina y empresaria Jennifer López con Álex Rodríguez va para dos años. El exjugador de béisbol de los New York Yankees, a través de la empresa A-Rod Corp., tiene en propiedad 8.500 apartamentos en la costa este y administra otros 13.000 en todos los Estados Unidos. Además, tiene una cadena de gimnasios y una decena de empresas en otros sectores.


— Cuando voy al gimnasio, antes de entrar, miro su Instagram para inspirarme… ¿Cómo puede estar a los 49 con ese físico y esa energía?
— Tienes que poner las horas que requiere, no hay otro camino. No hay rodeos. No me mato como solía hacer cuando tenía 20 años. A esa edad solía entrenar a las 5 de la mañana y después de rodar, y me pasaba la vida bailando y entrenando. Ahora he cambiado mi rutina. Escucho a mi cuerpo y entreno cada día menos tiempo. He aprendido a estar en la misma frecuencia que mi cuerpo. Cuido mi salud, mi dieta, hago ejercicio. Soy muy consciente de mi físico, y supongo que lo soy porque soy actriz. Llevo 20 años frente a las cámaras y sé que la gente me mira. Estoy muy conectada a mi cuerpo y cambio según va pasando el tiempo, pero me adapto a mis nuevas circunstancias. Hago ejercicio tres días a la semana y dos días de danza.

— ¿Qué le motiva a Jennifer López?
— Lucho siempre, cada día, por mejorar. Esa siempre ha sido mi inspiración, el reto. Decirme cada mañana que puedo llegar a conseguir lo que deseo. No quiero estancarme ni empezar a rodar cuesta abajo. Quiero mejorar y eso siempre es posible. Es mi filosofía.

— ¿Cómo mejora? ¿Investiga las nuevas tecnologías, estudia los avances?
— Siempre estoy al día de lo que sucede. Siempre hay una nueva moda, una nueva locura a la que sumarse. Pilates o Soul Cycle o la nueva verdad de todas las verdades, pero yo llevo años entrenándome con Tracy Anderson y entre las dos hemos encontrado lo que funciona para mí.

— ¿Y qué me dice de su piel? Porque es admirable.
— He aprendido muchos secretos de belleza a lo largo de los años y he coleccionado mucha información que ahora estoy lista para compartir. Por eso estoy preparando una línea de belleza que lanzaré probablemente a finales de año.

— ¿Va a ser una línea propia, lanzada desde su compañía, o la va a lanzar en colaboración con alguna otra firma de productos de belleza?
— Desde mi compañía. Llevo trabajando en ella mucho tiempo porque la gente quiere saber lo que hago y me gustaría compartir una parte de mis secretos con ellos.

Borrador automático 1382

— Más mujeres de bandera en Código Único…