Massimo Bottura, ideólogo y alma máter del restaurante Osteria Francescana, que lleva una década ininterrumpida en el top 5 de los mejores restaurantes del mundo, se muda de Módena (Italia) a Beverly Hills de la mano de Gucci.

Con producto local, pasión y un infatigable estudio de las raíces de la cocina italiana, especialmente de la región de Emilia Romagna, el chef Massimo Bottura (Módena, 1962) consiguió un imposible en su pequeño establecimiento: convertir Ostería Francescana en el mejor restaurante del mundo. El galardón, que entrega la revista británica Restaurant tras lanzar su seguida lista The World’s 50 Best Restaurants, lo logró en 2016, lo perdió en 2017 a manos del neoyorquino Eleven Madison Park y lo volvió a recuperar en 2018.

El restaurante, un prodigio de yuxtaposición entre la tradición culinaria y la innovación con el arte y diseño contemporáneo, cumple en 2020 15 años con sus puertas abiertas y, justo ahora, Bottura ha decidido dar el salto internacional de la mano de Gucci.

Ha sido otro italiano ilustre, Alessandro Michele, el director creativo que ha renovado Gucci, el que le ha animado a Bottura para que emprenda su sueño americano. Ese sueño se llama Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills, y se trata de un pequeño restaurante que abrirá sus puertas en la azotea de la tienda Gucci de Los Ángeles el 17 de febrero.


Massimo Bottura emigra a Beverly Hills 1Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills, está junto a la boutique de Gucci en Rodeo Drive


 

Tanto para Bottura como para Gucci, se trata de su primer proyecto de restauración en Estados Unidos, que incluye un magnífico espacio al aire libre con unas extraordinarias vistas de Beverly Hills y supone una ilusionante aportación al dinámico y culturalmente diverso panorama gastronómico de Los Ángeles.

 Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills es la continuación de una colaboración entre Massimo y Gucci que se inició en 2018 con la inauguración de la Gucci Osteria en el Gucci Garden de Florencia, recientemente galardonada con una estrella Michelin. Esta alianza nació la amistad que une desde pequeños a Marco Bizzarri, el director ejecutivo de Gucci y al chef Massimo Bottura, y es un homenaje al amor que comparten por dos elementos clave de la cultura italiana: la gastronomía y la moda.

En el local de Beverly Hills, los chefs Massimo Bottura, Mattia Agazzi y Karime López –jefa de cocina de la Gucci Osteria da Massimo Bottura en Florencia y primera mujer mexicana  en recibir una Estrella Michelin– han trabajado codo con codo con Mattia Agazzi para crear la Gucci Osteria Beverly Hills. Mattia se trasladó recientemente a Los Ángeles para materializar la cocina de Bottura en la costa californiana.

La carta de Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills es sumamente italiana y está inspirada en sus trayectorias internacionales y viajes culinarios, así como en su pasión por el arte y la música. Incluye platos de autor como los famosos Tortellini con salsa de Parmigiano Reggiano de Massimo y la legendaria hamburguesa Emilia, además de nuevas creaciones basadas en la gastronomía de California.


Massimo Bottura emigra a Beverly Hills 4Massimo Bottura emigra a Beverly Hills 2Massimo Bottura emigra a Beverly Hills 3Massimo Bottura emigra a Beverly Hills 5

Cuatro creaciones de Bottura para su nuevo restaurante californiano


 Mediante el uso de productos orgánicos de mercados locales, los platos de la Gucci Osteria da Massimo Bottura Beverly Hills rendirán homenaje a una compleja combinación de influencias culinarias de todos los rincones del mundo que solo se da en Los Ángeles. La nueva boutique de Gucci en California, junto a la que está el restaurante, en Rodreo Drive, va a contribuir a consolidar a Beverly Hills como una de las mecas de la innovación culinaria mundial.

El diseño del restaurante comparte detalles con  Gucci Osteria de Florencia, como el uso de papel pintado de la colección Gucci Décor, espejos antiguos, mesas de mármol rojo o sillas de mimbre. Entre los elementos únicos que distinguen al nuevo restaurante de Los Ángeles, destacan los suelos de parqué en espiga y las banquetas de terciopelo rojo cereza.

La terraza, por su parte, posee un suelo de mármol italiano en mosaico y un antiguo púlpito de madera reconvertido en la barra exterior de la Osteria. Con un ambiente íntimo y acogedor, la Osteria Beverly Hills podrá acoger a casi 50 comensales a mediodía y otros tantos para la cena, y estará abierto de lunes a domingo.