Helado artesanal y a la vez innovador. Tradicional pero muy contemporáneo. Clásico pero con el punto más actual. Así es La Commedia, la nueva heladería que acaba de abrir en Madrid.

La Commedia acaba de abrir sus puertas en el madrileño barrio de Salamanca, en el número 7 de la calle General Pardiñas, para convertirse en la heladería más sorprendente de la ciudad.  Su cuidado packaging es en sí mismo un acierto seguro a la hora de regalar. Cansados ya de las flores, el vino o los chocolates, La Commedia apuesta por instaurar el helado como uno de los regalos para sorprender este verano. «Hemos pensado que es muy buena opción regalar helado cuando unos amigos te invitan a comer o cenar en su casa. Ya hemos regalado demasiadas veces botellas de vino o ramos de flores, es hora de innovar y sorprender. Para ello hemos ideado un cuidado packaging que refleja la esencia estética de la heladería», comenta Paola Panzani, alma creadora y fundadora del proyecto.


Un homenaje a ‘La divina comedia’ de Dante

El packaging de los helados de la Commedia sigue la estela del homenaje a la obra de Dante Alighieri, La Divina Comedia, que relata el viaje del protagonista por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. Diferentes escenarios que inspiran a sus fundadores para explorar el mundo de los sabores y los colores, revolucionando el concepto tradicional de heladería. En las bolsas y recipientes que han sido diseñados podremos encontrar frases de la obra de Dante, guiños a lo italiano y colores pasteles y naturales, como su helado, escapando de colores artificiales o demasiado chillones. La Commedia trae a Madrid sus helados gourmet 1


Para hablar de La Commedia debemos remontarnos a la Italia del 1936, cuando los abuelos de Paola Panzani dejaron su pueblo de Revere (Mantova, Italia) para trasladarse a Milán y abrir allí su primera heladería. Diez años después, finalizando ya la Segunda Guerra Mundial, fundan la que se convertiría en la heladería de referencia en el centro de la ciudad de Milán, Gelateria Piermarini, hasta la que se desplazaban clientes de todas partes de Italia para disfrutar de la amplia y cuidada variedad de sabores de Francesco Panzani. De esta historia y tradición familiar, nace La Commedia, que promete convertirse en la heladería del momento.

«Siguiendo los pasos de mi abuelo, he querido abrir esta heladería en Madrid, una heladería distinta, que ofrezca productos frescos de la mejor calidad y todos hechos al momento en el obrador que se puede ver en la misma tienda», comenta Paola Panzani, fundadora y mente pensante del proyecto.

El helado de La Commedia se elabora con fruta fresca de temporada, una amplia variedad de frutos secos con origen en las mejores regiones de Italia (como las avellanas de Le Langhe o el pistacho de Bronte) y la leche fresca de la Sierra de Madrid, sin conservantes ni colorantes artificiales, sin aceite de palma ni grasas hidrogenadas. «Nuestros helados son muy ligeros y digestivos, porque sólo contienen un 7% de grasas, en comparación con los industriales que tienen entre un 26 y un 30%. Además, los sabores de fruta contienen hasta el 40% de fruta fresca», cuentan desde el local.

La Commedia se caracteriza por ofrecer helado de sabores únicos, que difícilmente podrán encontrarse en otros establecimientos. De igual forma, los sabores clásicos son distintos a los habituales, ya que se elaboran con ingredientes de altísima calidad, que transforman de forma absoluta su sabor. Además, existe la Línea Divina, sabores muy especiales como Infierno, Purgatorio, Paraíso, Arcángel, Lucífero o Sublime, que variarán constantemente y sorprenderán por su originalidad.

Además, el recién inaugurado local de la calle General Pardiñas, con mesas para disfrutar en su interior de la amplia variedad de helados, ofrecerá una carta en la que el cliente podrá disfrutar de igual forma de sus tartas, pasteles, tiramisú, galletas o la clásica crostata italiana, dulces hechos a mano en el mismo obrador donde cada día realizan sus helados.

También te puede interesar…