4 nuevas joyas gastronómicas del Mediterráneo

A Levante se va a tomar el sol… Y a comer. Algunos de los restaurantes de la costa mediterránea son verdaderas joyas culinarias, en busca de la innovación pero teniendo en cuenta su rica historia gastronómica. Seleccionamos cuatro que lo están ‘rompiendo’…

Por SERGIO MUÑOZ

La zona de Levante está dando la gran sorpresa. El perfecto destino de vacaciones de sol y playa se ha convertido, en las últimas temporadas, en un lugar de peregrinaje para los paladares más exigentes. Y todo gracias a un puñado de chefs de trayectoria impecable que está revolucionando la cocina de la Comunidad Valenciana.

Hablamos de los genios detrás de restaurantes como Apicius, Marina, Audrey’s o Beat, estos dos últimos situados en Calpe, una localidad de la costa alicantina que está causando sensación. Todos ellos se han formado en algunos de los mejores restaurantes del mundo.

Sin ir más lejos, Rafa Soler, de Audrey’s, ha trabajado con Joël Robuchon, el chef con más estrellas Michelin del mundo: 31. Ahora, todos ellos despliegan sus artes culinarias a la orilla del Mediterráneo. Que nuestra selección sirva como muestra del gran talento gastronómico de la costa levantina.

1. Marina Beach Club

Situado al principio de la playa de Las Arenas, en la ciudad de Valencia, en un complejo de ocio de 3.500 m2 con barras, tumbonas, infinity pool y música de DJ al atardecer, el restaurante Marina es una joya gastronómica. En los fogones reina el francés Sébastian Gros con una carta que apuesta por la cocina valenciana tradicional sin renunciar a la creatividad.

Mención aparte merecen sus arroces. Los elabora, fiel a la receta ancestral, el maestro arrocero Juan Carlos Galbis que, además, es el primer chef que recibió una estrella Michelin en Valencia.

2. Audrey’s

Audrey’s, el restaurante del hotel AR Diamante Beach, ha puesto a Calpe y su paisaje costero dominado por el Peñón de Ifach en el mapa gastronómico. El año pasado consiguió la única estrella Michelin que tiene esta ciudad alicantina. Rafa Soler, el chef que lo ha hecho posible, se ha formado con los mejores, de Martín Berasategui –el chef español con más estrellas Michelin– a Joël Robuchon, uno de los gigantes de la cocina francesa.

¿Su propuesta? Las materias primas de productores locales transformadas con la técnica más depurada. En sus manos, los pescados y mariscos del Mediterráneo, la huerta levantina –el garrofón o las habas– y el arroz de los humedales se convierten en bocados exquisitos.

3. Beat

Otro de los establecimientos que está dando muchísimo que hablar en Calpe. Beat, el restaurante gastronómico del hotel boutique The Cook Book, sustenta su carta en una cocina mediterránea con claros toques franceses. No es de extrañar: el chef de su restaurante, el valenciano José Manuel Miguel, es el único cocinero español que ha conseguido una estrella Michelin en París, en su etapa al frente del célebre restaurante Goust.

De vuelta a su tierra natal, Miguel se ha puesto al frente del establecimiento hotelero, donde la gastronomía es la reina indiscutible. Su propuesta une productos de proximidad –destacan el arroz, la gamba roja, los tomates…– con fondos y maneras galas. Bon apéttit!

4. Apicius

Quien traspase la puerta de este tranquilo local del centro de Valencia descubrirá un mundo de sabores del Mediterráneo y aromas de centroeuropa. No es broma. El chef Enrique Medina, el cerebro tras los fogones de Apicius, hace maravillas con productos premium como los espárragos de Tudela, las setas, los huevos o los guisantes del Maresme, conocidos como ‘caviar vegetal’ por su delicadeza y dulzura, a la vez que reinventa bocados típicos valencianos como el pepito o sorprende con unas aceitunas rellenas de negroni.

Mientras, la alemana Yvonne Arcidiacono, jefa de sala y sumiller, ha diseñado una carta de vinos repleta de caldos de su país natal. Déjate llevar por sus consejos porque su instinto para el maridaje es brutal.