El coronavirus obliga a toda la sociedad a quedar recluida en casa. Se acabó salir a cenar, ir al cine e incluso dar un paseo en pareja… El decreto de Estado de Alarma únicamente permite que salga de casa una persona sola y siempre para ir a comprar o comida o medicamentos. ¿Dónde han quedado nuestros viajes? Aquellos que habíamos planeado y que ahora se han cancelado, con todo el dolor que eso implica para los amantes de salir a conocer el mundo. Los mejores destinos para viajar este 2020 tendrán que esperar. Sin embargo, las redes sociales nos están salvando de este aislamiento y todos los días nos proponen hacer algo nuevo. Para intentar calmar nuestras ansias de vacaciones, vamos a hacer un recorrido por algunas imágenes de lugares espectaculares que han sido tomadas por los más viajeros de Instagram.

Si queremos ver las mejores publicaciones sobre viajes, no nos podemos perder la cuenta de @civilking. A cargo de todas las fotografías está Mehmet Kırali que ya acumula 1,1 millones de seguidores. El autor tiene una gran capacidad para captar la belleza de cada lugar y realizar fotografías peculiares, más allá de las típicas instantáneas de ciudades o atardeceres. Por ejemplo, todos soñamos ahora mismo con estar en uno de los mejores hoteles de las Maldivas, con vistas a la playa…

Maldivas

Después de unos cuantos días en casa, si queremos acordarnos cómo es la calle, tenemos que acudir a Rob McCarthy con su cuenta @wrongrob. Este es uno de los fotógrafos que más destaca en Instagram, aunque solo cuente con 107k seguidores (merece tener muchos más fans). Este artista no fotografía ciudades y calles de una forma común, sino que retrata el alma de la ciudad y sus gentes… Por ejemplo, esta publicación que hemos seleccionado de Nueva York. (Si quieres recordar cómo es la Quinta Avenida, aquí te lo contamos).

Nueva York

Es momento de conocer sitios nuevos. Tanto tiempo con nosotros mismos nos permite poder invertir en información y en conocimiento… Gracias a una cuenta muy llamativa conocida como @beautifuldestinations podemos hacer un recorrido por los rincones más bonitos del mundo. Para muestra, esta imagen de Bagan, la antigua capital de varios reinos en Birmania. Esta ciudad fue designada por la Unesco en 2019 como Patrimonio de la Humanidad.​ Una de las experiencias que nos apuntamos en la lista de deseos para el futuro es volar en globo sobre los templos de Bagan.

Beautiful Destinations

Otra forma de recorrer el mundo sin salir de casa es seguir en Instagram a @Viajeroscallejeros. Esta cuenta sigue la forma de un cuaderno bitácora (y de hecho, también tienen su propio blog en donde narran toda la experiencia completa). De las publicaciones se encarga una pareja que lleva años viajando por los 5 continentes. De esta forma con sus publicaciones van documentando sus viajes para conocimiento de toda su comunidad. Así, podemos asomarnos un poquito a Egipto. En esta publicación podemos ver una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Callejeros Viajeros

Y, cómo no, tenemos que recurrir a la cuenta en Instagram de National Geographic: @natgeo. Con sus publicaciones nos invitan a vivir la experiencia del mundo a través de los fotógrafos que tienen repartidos por todo el planeta. Cuentan con nada más y nada menos que con 132 millones de seguidores. Las publicaciones de esta cuenta suelen tener un contenido más social. Buscan captar los momentos más especiales y tienen siempre puesto el foco en donde el resto no mira. Hemos seleccionado una imagen muy especial del Lago del Oeste (West Lake) en China. Pasará bastante tiempo hasta que el turismo a este país de Asia, foco originario del coronavirus, vuelva al flujo anterior a la pandemia.

Nat Geo

Gracias a Instagram también podemos seguir viendo las calles de la capital. Con el hashtag #Yomequedoencasa y #Madridvacío encontramos gran cantidad de imágenes que nos impactan y a las que no estamos nada acostumbrados. Como esta de @ignaciopereira_com en la que podemos ver como la Gran Vía, acostumbrada a acoger a cientos de personas se ha convertido, perdón por el tópico, en un fotograma de Abre los ojos.

Madrid