Un piloto de rallys no es nadie sin su copiloto. Y en cualquier competición sobre el asfalto de un circuito, el ingeniero de pista es una pieza básica. Con el nuevo CUPRA León no echarás de menos ni a uno ni al otro.

Por Pedro Berrio

Cuando se trata de lograr los mejores resultados, la conexión hombre-máquina es crucial. Una simbiosis que debe ser perfecta cuando se conduce un vehículo de altas prestaciones como el nuevo CUPRA León en cualquiera de sus versiones de 245, 300, 310 CV o el innovador PHEV híbrido enchufable de 245 CV, con 60 kilómetros de autonomía eléctrica, uno de los coches más deseados de 2020. En el nuevo CUPRA León, dos pantallas dan vida a ese eficaz e incansable ‘copiloto virtual’: una de 10,25 pulgadas frente al conductor que sustituye a la instrumentación tradicional y otra de 10 pulgadas con tecnología Retina en el centro del salpicadero para el sistema multimedia. Además, el León es el primer CUPRA totalmente conectado gracias a su tarjeta SIM de serie que abre un nuevo mundo de posibilidades para que el conductor-piloto interactúe con él incluso cuando no está al volante.

La navegación 3D conectada permite tener información del tráfico en tiempo real con datos de aparcamientos y gasolineras, horarios de apertura y precios actualizados, además de otras muchas funciones y actualizaciones que se podrán incorporar en línea. La compatibilidad del sistema multimedia del CUPRA León con Apple CarPlay y Android Auto permite seguir conectado con nuestro universo digital y disponer de los contactos, la música y cualquier otro contenido también al volante del CUPRA León. Además, incluye el sistema eCall que, en caso de accidente, contacta de inmediato con los servicios de emergencia para facilitar la asistencia urgente.

Pero un buen copiloto también vela por la seguridad, y en el CUPRA León está siempre alerta. El control de velocidad de crucero adaptativo mantiene la velocidad y la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede de manera constante y utiliza información de la cámara frontal y el navegador para ajustarlas en función del tráfico. En los atascos mantiene el vehículo dentro del carril y acelera y frena para evitarnos esas tareas. El control de ángulo muerto detecta lo que no ven nuestros ojos y avisa, incluso en parado, si existe peligro al abrir las puertas. Y si el cansancio nos puede nos avisará y, si no reaccionamos, hará que nuestro CUPRA León se detenga y active las luces de emergencia. Así es como funciona un buen equipo.


CUPRA León, con copiloto virtual 1

  1. TELEMETRÍA DE COMPETICIÓN. La instrumentación digital incluye una presentación deportiva que muestra, de un golpe de vista, revoluciones, potencia, par motor, presión del turbo y fuerzas G.
  2. CONDUCCIÓN INTELIGENTE. El nuevo sistema multimedia te obedecerá cuando le hables de una forma natural e incluso si no le hablas, porque también reconocerá algunos de tus gestos. Así de fácil.
  3. MAGIA CUPRA. Con solo pulsar este interruptor será como si tu ingeniero de pista adaptara tus reglajes favoritos de motor, suspensión, cambio y electrónica para una conducción radicalmente deportiva.