Seis lecciones de estilo que aprendimos de James Bond

James Bond es el agente secreto más famoso de la historia, además de un icono de estilo atemporal que representa la elegancia británica. Estas son las seis lecciones de estilo que debes seguir para ser todo un gentleman.

Por SILVIA CALVO

Ocho han sido los actores que han encarnado al agente 007, y todos ellos tienen en común su impecable vestuario, lleno de detalles que simbolizan el lujo y la exclusividad.

James Bond es misterioso, apuesto y no hay mujer que se resista a sus encantos. Su estilo es la quintaesencia del dandi moderno y ha trascendido la pantalla, creando una escuela sin precedentes.

Desde de que Ian Fleming publicase el en 1952 la primera novela sobre James Bond, el personaje de acción ha sido admirado y emulado. Dentro del cine ha inspirado desde la saga Misión Imposible, con Tom Cruise, y hasta las cuatro cintas del agente amnésico Jason Bourne, interpretado en cuatro ocasiones por Matt Damon. Y fuera de la pantalla su estilo ha sido copiado por hombres influyentes en diferentes ámbitos. Desde George W. Bush a Zinedine Zidane, no hay nadie que se pueda resistir a este icono.

El culto al traje, su estilo británico y su saber estar le han convertido en el renovador de la moda clásica. Aunque el ancho de las solapas, el uso o no de gemelos y los patrones de sus corbatas han ido cambiando en relación con las tendencias del momento, dentro del armario de Bond existen combinaciones que se mantienen estables desde el estreno de la primera película en 1962, con Sean Connery como protagonista.


Halle BerryHalle Berry, la eterna ‘chica Bond’

Los trajes de tres botones hechos a medida, el esmoquin para asistir al casino y los abrigos 3/4 azul marino son su seña de identidad. Y los zapatos de la marca Crockett & Jones, sus principales armas de estilo. No suele quitarse la americana -de la cual solo se abrocha el botón del medio– y, si tiene que ir informal, opta por los jerséis oscuros de cuello vuelto.

Su carácter reservado y sus extravagantes gustos son tan interesantes como él. Conduce un Aston Martin. Lleva en su muñeca un reloj Omega (antes un Rolex). Y toma una copa antes de cenar, un «Martini mezclado con vodka –«removido, no agitado»– y con una rodaja de limón.

Elegante dentro y fuera del campo de batalla, el agente con ‘licencia para matar’ es todo un maestro del buen vestir. Impecable sin importar las circunstancias, estos son los seis trucos de estilo que puedes aprender de él.

1. La corbata perfecta existe

Es de color azul marino, mide 7 centímetros de ancho y es de seda italiana.

El espía más famoso lleva como accesorio la misma corbata en numerosas cintas: Desde Rusia con amor, Operación Trueno, Solo se vive dos veces y Diamantes para la eternidad.

Según los directores de vestuario, las medidas han de ser rigurosas para hacer más esbelto al personaje. En cuanto al color, defienden que es el único que se funde con cualquier tipo de chaqueta, sin robarle atención al blazer o a la camisa, creado un conjunto armonioso.

La marca inglesa Anthony Sinclair ofrece una replica de la que creó para Sean Connery.

2. Cada Bond tiene una camisa ideal

El azul es uno de los colores más recurrentes en lo que a camisas masculinas se refiere, porque se adecua a todo tipo de ocasiones. Con unos vaqueros puede resultar relajada y con un buen traje queda de lo más elegante.

Bond lleva más camisas azules que de otro color. Sin embargo, existen infinitas tonalidades y cada intérprete tiene la suya. Daniel Craig usa camisas con un subtono verde, ya que su piel y sus rasgos son más cálidos. Por el contrario, Pierce Brosnan, opta por azules que rozan el violeta. Dependiendo de su complexión, a cada persona le favorece un tono diferente. En la camisería Turnbull & Asser, que tiene tienda en Savile Row, la calle más chic de Londres, tienen una dedicada la película Doctor No.

3. El traje siempre es gris

Todos y cada uno de los actores que se han metido en la piel del espía han llevado un traje de dos piezas en color gris claro. En un principio la marca que firmaba estas piezas de diseño era Anthony Sinclair, sus talleres están en Londres y no solo han cautivado al MI6, sino también a la realeza británica.

El propio Carlos de Gales (icono de elegancia) y Primer Ministro Churchill se declararon fans de sus creaciones. Desde 2015, es Tom Ford, el diseñador que viste a 007 y dentro de su firma masculina tiene una colección cápsula dedicada al personaje. Solo apta para hombres exclusivos.

4. El estilo comienza por los pies

Da igual que corra, vuele o se sumerja en las más exóticas playas. James Bond siempre lleva sus zapatos de vestir. Lustrosos y de cuero, las creaciones de Crockett & Jones han sido siempre las encargadas de rematar el look del agente secreto.

La casa inglesa lleva desde 1879 creando zapatos y cinco generaciones después de su fundación, se mantiene en el ojo del huracán. Desde botas Chelsea a zapatos Oxford, la artesanía y la calidad son sus avales.

5. Cuando se relaja, polo Riviera

Creado específicamente para Casino Royale y convertido en un clásico justo después de la misma. Cuando Bond no va enfundado en su traje lleva algo muy inglés, un polo. En concreto uno de la marca Sunspel que fue diseñado para él.

Sin ningún tipo de adorno, con solo dos botones y con un precio que no supera los 110 euros es un capricho asequible para todos los amantes de la saga.

6. Gafas de sol en momentos puntuales

El atuendo del agente especial no admite, por lo general, gafas de sol. Solo los James Bond más modernos las han utilizado.

A pesar de ello existe un combo con el que sí está permitido: abrigo 3/4, guantes de piel y gafas oscuras. Un look lo suficientemente enigmático para el espía.

Según refleja la propia web de Persol, sus diseños son los que han cautivado al equipo de vestuario de las películas y las favoritas del personaje son las Persol 2244 y las Persol 2720.

— También te puede interesar…