Jeff Bezos (55 años), fundador y CEO de Amazon, comienza el 2020 como el hombre más rico del mundo (también lo estrena Bezos acusando a Arabia Saudí de hackearle el teléfono, todo hay que decirlo) por cuarto año consecutivo. Probablemente todos hemos contribuido a ello gracias a nuestras compras de Navidad. En 2017 le cedió el testigo Bill Gates, dueño de Microsoft, porque donó parte de su fortuna al crear junto a Warren Buffet (el actual cuarto más rico según el contador real time de Forbes) el llamado Compromiso de Dar (Giving Pledge) al que se han adherido varios multimillonarios (entre ellos varios que aparecen en el ranking de los 10 más ricos del mundo), aunque no Bezos.

Será que en 2019 ya tuvo suficiente con su mediático divorcio, en el que su mujer MacKenzie se quedó con un 25% de su riqueza, convirtiéndose ella, así, en la mujer más rica del mundo. Los hijos del matrimonio (dos biológicos y una adoptada) se encuentran entre los herederos de los más acaudalados del planetacon acceso -de momento, potencial- a los casi 116 billones de dólares que su padre atesora de momento (más la parte de su madre).

Los orígenes de Jeff Bezos

Jeff Bezos nació el 12 de enero de 1964 en Albuquerque (Nuevo México, EE.UU.; sí, donde vivía Walter White en Breaking Bad) como Jeffrey Preston Jorgensen. Su madre, Jacklyn Gise, tenía solo 17 años cuando le tuvo. Su padre, Ted Jorgensen desapareció pronto de la ecuación (un punto en común con otro de los grandes emprendedores tecnológicos de nuestra era, Steve Jobs). Cuando Jacklyn se casó con Miguel Bezos, un hombre de raíces cubanas, su hijo adoptó el apellido de este.

La familia se trasladó a Houston (Texas, EE.UU.), donde Bezos cursó la secundaria. Después, cursó Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la universidad de Princenton (uno de esos lugares donde estudian los multimillonarios -en este caso, antes de serlo-), donde se graduó en 1986, y después de trabajar en una empresa de fibra óptica y para un fondo de inversión de Wall Street decidió fundar, con la ayuda económica de sus padres, una librería online: Cadabra.com. Era 1995 y acababa de nacer Amazon.


JLo en 'Hustlers'

 LEER MÁS: Los caprichos más excéntricos de los ricos y famosos

Jeff Bezos y el crecimiento de Amazon

Él y su ahora ex esposa MacKenzie Bezos comenzaron el negocio en un garaje (acaso puede alguien emprender algo en Estados Unidos sin que sea en un garaje), en el que almacenaban los servidores de la web. En los primeros meses consiguió unos 2.000 visitantes diarios y al año siguiente ya había multiplicado por 25 esa cifra.

En 1997, ya como Amazon, la compañía de venta online era conocida a nivel mundial, y dos años después, en 1999, Bezos fue elegido persona del año por la revista Time. Para entonces, Amazon se parecía mucho más a lo que es hoy en día: un lugar donde puede comprarse online casi de todo. Otro de los hitos tecnológicos de Bezos, llamado a suponer un cambio cultural como el que había conseguido con su compañía, fue el lanzamiento del Kindle en 2007. Un e-book para comprar y leer libros en línea que no ha sido el único dispositivo lanzado por la empresa. Amazon cuenta con su propio altavoz inteligente, el Echo (por aquí te hablábamos del Echo 3).

Otro hito en la historia de Amazon, que es la de Bezos, fue la decisión de su CEO de lanzarse al mercado del video on demand con Amazon Prime Video. En 2006 nació como Amazon Unbox y en 2015, cambió al nombre con el que ahora conocemos el servicio, que ofrece contenido de otras plataformas, eventos en directo y series y películas de producción próxima (como la esperadísima El señor de los anillos). En 2016, Prime Video llegó a España, en 2017 se hizo compatible con Apple TV y, por fin, en 2019 empezó a funcionar con ChromeCast y a aparecer como app en Google Play.

Jeff y MacKenzie Bezos

Jeff Bezos, el Washington Post y el peor jefe del año

Cambiar la industria editorial, la forma en que la gente lee y compra libros y, después, el e-commerce no parecían suficiente para Bezos. En 2000 lanzó una compañía aeroespacial, Blue Origin, dedicada a fabricar cohetes reutilizables para vuelos orbitales y sub orbitales. En 2013, en plena crisis financiera mundial, sorprendió al mundo al comprar un periódico, el Washington Post, que luchaba por su supervivencia. Bajo su liderazgo, la redacción ha aumentado casi una tercera parte, hasta llegar a los 900 periodistas en plantilla, ha logrado un millón y medio de suscriptores online y se ha convertido en un negocio que arroja beneficios desde 2016.

Sin embargo, no todo son loas a este multimillonario al que su padre abandonó cuando era solo un niño. Las condiciones laborales en Amazon han sido objeto de numerosas protestas en todo el mundo. En 2014, una encuesta online le nombró ‘el peor jefe del año’. En España hubo una huelga de empleados en 2018, y en Estados Unidos el senador demócrata Bernie Sanders participó en una acción bautizada como stopBEZOS exigiendo salarios dignos para sus trabajadores.

Huelga Amazon en España, 2018

También muchos comercios minoristas, especialmente las librerías, se han quejado del monopolio de facto que ejerce esta compañía y han llamado al boicot. Asimismo, la empresa se ha enfrentado a acusaciones de evasión de impuestos en países como Reino Unido, Japón o Estados Unidos.

Nada de esto ha conseguido destronar a Jeff Bezos como el hombre más rico a comienzos de 2020, incluso después de compensar a su ex esposa con parte del patrimonio generado durante su unión.

MÁS EN CU: