El chef José Andrés, uno de los cocineros españoles más reconocidos, protagoniza la portada de la prestigiosa revista Time por sus iniciativas solidarias para enfrentar la crisis del coronavirus en Estados Unidos. El cocinero y empresario, a menudo azote de Donald Trump, se ha puesto a trabajar junto a sus 15.000 empleados para garantizar un plato de comida a los colectivos más vulnerables durante la pandemia: ancianos, familias sin recursos y personas que han perdido su trabajo y no tienen ingresos.

La publicación le dedica un reportaje al trabajo de todos los cocineros y empleados de José Andrés (que fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 2019) en el marco de un número especial que han titulado: «Separados, pero no solos»:

José Andrés en la portada de Time

En una carta publicada en la sección de opinión de The New York Times el propio José Andrés explicaba así cómo quería contribuir a paliar los efectos devastadores de la pandemia sobre la población estadounidense, en un sistema donde las prestaciones sociales están mucho más limitadas que en países como Francia, Reino Unido o España:

«Tanto en los buenos tiempos como en los malos, un plato de comida caliente es alimento vital para el cuerpo y para el arma. Vamos a poner a 15.000 trabajadores de la industria hostelera a alimentar a los más mayores, a las familias vulnerables y a los que están en la primera línea contra la enfermedad. Con la urgencia del ahora, hagamos que la comida sea la solución, no el problema», resumía el empresario.

Además de esta iniciativa, José Andrés tiene otra idea en marcha: llevar comida hasta el puerto de Oakland, donde se encuentra atracado y sin poder dejar salir al pasaje ni la tripulación el crucero Grand Princess. En la embarcación se encuentran confinadas miles de personas y al menos 21 han dado positivo en el test del coronavirus.

El cocinero y filántropo declara en el reportaje de Time que hay que pensar a lo grande: «porque cada vez que pensamos en grande ofrecemos y al dar, el dinero siempre aparece por algún lado», como recoge la revista People en español. Y, en efecto, ya cuenta con numerosas personas que han ofrecido su apoyo en forma de donación económica y horas de trabajo para ayudar a que nadie pase hambre.

La generosidad de José Andrés no es nueva. Desde 2019 tiene en marcha una organización benéfica, World Central Kitchen, con la que ha intervenido en países que han sufrido desastres naturales, como los acaecidos en Puerto Rico tras el huracán María, donde estuvo trabajando para ofrecer alimento a las víctimas de la tragedia.