Del 15 al 29 de septiembre, Breguet se une a la celebración del 200 aniversario del Teatro Real, a través de la exposición ‘Breguet, una historia escrita a través de personajes ilustres’.

Y no hay mejor escenario que el Teatro Real para descubrir esta muestra de su archivo histórico, ya que recuerda el largo vínculo de la firma suiza con la ópera, a través de célebres personajes como Gioachino Rossini, gran cliente de la casa relojera.

Un recorrido histórico que ya presentó Breguet a principios de año en Ginebra, y en el que nos remontamos a la creación de la compañía, en 1775, para comprobar que Abraham-Louis Breguet estuvo a la altura de las exigencias de sus distinguidos clientes e incluso inspiró a los autores más famosos.

Una celebración real 1Desde María Antonieta a Winston Churchill, pasando por Napoleón Bonaparte y Alejandro I de Rusia, algunos de los más grandes hombres y mujeres del mundo han sido propietarios de un Breguet. Un paso más dieron escritores prominentes, como Honoré de Balzac y Aleksandr Pushkin, quienes los citaban en sus obras literarias como objetos legendarios.

Unas relaciones que traspasan fronteras y que comienzan en nuestro país en 1780, primero a través de la amistad entre el maestro relojero y el gran ingeniero y físico Agustín de Betancourt y Molina, y posteriormente a través de distinguidos clientes como la familia de los Duques de Fernán Núñez o la familia de los Duques del Infantado.

Abrir sus registros es entrar de lleno en la historia. Nombres famosos que han dejado su huella en sus respectivos campos, así como artistas contemporáneos, que hoy continúan formando parte de la Casa Breguet.