Louis Vuitton lanza al mercado la colección Tambour Horizon, con la que la firma de moda francesa pretende desbancar la hegemonía de Apple al frente de los relojes inteligentes.

Por OIHAN VITORIA | Fotos: Louis Vuitton

Año tras año, las ventas de los smartwatch no hacen más que ganarle terreno a los relojes tradicionales y las marcas más lujosas del mercado no son ajenas a ello, no le quitan ojo a las novedades del sector. La última en unirse a la moda de los relojes inteligentes ha sido la majestuosa firma francesa Louis Vuitton, la cual ha puesto a la venta su primer reloj inteligente tras dar un giro de 360 grados a su política de producción. Un derroche de lujo, diseño y funcionalidad a cambio de 2.800 euros.

El Tambour Horizon está pensado para viajeros asiduos. Se mantiene fiel a los códigos relojeros y al estilo característico de la marca parisina, pero es capaz de conectarse a la red mediante Bluetooth gracias al sistema operativo Android Wear 2.0 de Google. A día de hoy, es la manera más eficaz de gozar desde la muñeca de todas las prestaciones que ofrecen los smartphones, ya que a través de él se pueden visualizar todo tipo de notificaciones y alertas relacionadas con la mensajería, la meteorología o los lugares de interés cercanos a la localización del dispositivo.Así es el primer smartwatch Louis Vuitton 2Pero no solo muestra las notificaciones del teléfono, sino que permite interactuar con ellas y agregar más aplicaciones, aunque no cuente con sensor de ritmo cardíaco como otros modelos. El smartwatch de Louis Vuitton está concebido para recorrer el mundo con estilo, fiel siempre a su espíritu de aventura y pasión por los viajes más exclusivos. Para ello, incluye dos aplicaciones para hacer más agradable la experiencia viajera, que informan al usuario sobre el estado de su vuelo: avisa el horario de llegada, cancelaciones, demoras y cambios de puerta de embarque.

Louis Vuitton sigue así la estela del pionero Apple Watch y de otros dispositivos similares a los que no les ha quedado otro remedio que cruzar la puerta que abrió el gigante norteamericano hace escasos tres años con el lanzamiento del primer reloj inteligente. No es el único ejemplo. Desde entonces, el mercado ha crecido a pasos agigantados, y prestigiosas marcas de moda como Michael Kors, Montblanc, Tag Heuer o Emporio Armani han comercializado sus propios smartwatch, modelos con características similares y diseños rompedores.Louis VuittonEl icono de la moda tampoco ha querido quedarse atrás y ha presentado su exclusiva gama de smartwatch, la más pequeña y compacta del mercado. Su principal particularidad es el sutil diseño con el que goza: caja y corona en acero inoxidable con acabados de lujo, cristal de zafiro circular de 42 mm, diferentes combinaciones en correas adaptables a diferentes muñecas y esferas Android Wear propias.

El Tambour Horizon —con 512 MB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento interno— derrocha calidad en cada milímetro, por lo que si quieres un smartwatch de lujo y puedes gastarte lo que no está escrito, este reloj está hecho para ti. Su precio oscila entre 2.300 y 2.800 euros, según el color. Está disponible en negro, blanco, gris, marrón, rosa o acero inoxidable. Sus 60 correas son fáciles de intercambiar y permiten crear un smartwatch propio para cada instante: se puede elegir entre 30 destinadas a hombres y otras tantas a mujeres.