Arte en la muñeca: 7 relojes con sello de autor

El mundo del arte, siempre fascinado por la estética del tiempo, viene trabajando desde antiguo en su representación más cotidiana: el reloj. Estas siete piezas son la visión del tiempo que siete artistas han creado para algunas de las firmas relojeras más prestigiosas.

Por BEATRIZ ROLDÁN

1. Atmos 568, de Marc Newson para Jaeger-LeCoultre

Desde 2008, la manufactura relojera suiza de lujo Jaeger-LeCoultre y Marc Newson, uno de los diseñadores más importantes de la actualidad, han unido su arte y su energía creativa para dar vida a un verdadero icono de la relojería: Atmos, cuyo péndulo se acciona por las variaciones de temperatura. Este año, el artista lo ha alojado en un monobloque de cristal totalmente transparente con el fin de resaltar su esencia mecánica. En el espectacular Atmos 568 by Marc Newson, el mecanismo, compuesto por 211 piezas, parece flotar gracias a la sutil sujeción que lo mantiene fijo a la parte posterior del movimiento, mientras que las indicaciones se ayudan de los números transferidos azules y la indicación de la fase lunar perpetua evoluciona a las 6 horas.

2. Ceramica, de Konstantin Grcic para Rado

Creado en 1990, el Ceramica se caracteriza por la simplificación de una estructura en la que la caja y el brazalete presentan la misma anchura para fundirse y formar una pulsera continua. Hoy, el diseñador industrial Konstantin Grcic ha retomado su diseño y ha apostado por un acabado mate aterciopelado y por una creativa tipografía sobre la esfera. Solo 701 piezas.

3. Royal Oak, de Gérald Genta para Audemars Piguet

El Royal Oak fue el primer modelo deportivo de lujo. Diseñado por el prestigioso relojero Gérald Genta, adoptó una gran caja de 39 mm dominada por un impactante bisel octagonal fijado por ocho tornillos hexagonales. Precisamente este singular bisel, inspirado en los ojos de buey de los acorazados británicos HMS Royal Oak, es el que da nombre a la colección.

4. Max Bill by Junghans, de Max Bill para Junghans

El artista suizo Max Bill creó a mediados del siglo XX la línea Max Bill by Junghans, que sigue convenciendo por su diseño purista y su concepción clara y lógica. Fiel al lema «Primero la función y, después, la forma», la firma de relojes sigue fabricando este clásico del diseño conforme a los preceptos originales del artista.

5. Déjà vu, de Denis Guidone para Projects Watches

En la sensación de haber vivido un determinado momento se ha inspirado el italiano Denis Guidone para crear su último reloj. Déjà vu está disponible en tres coloreadas estelas sobre fondo negro: azul, blanco y amarillo. La esfera tiene dos gráficos que simbolizan el barrido del tiempo que actúan como agujas.

6. Markus Linnenbrink para Swatch

La Art, Fashion & Sport Colection de Swatch recibe dos nuevos modelos diseñados por el artista Markus Linnenbrink, que se unen a los de Jerey Sott. El artista aplica a sus modelos reflejos de tonos vivos para crear auténticas obras de arte, como en este modelo que, como el resto de la colección, es una edición limitada de 777 unidades.

7. Zürich Worldwide, de Hannes Wettstein para Nomos Glasshütte

El diseñador y aquitecto Hannes Wettstein es el responsable del diseño del exquisito reloj Zürich Worldwide para Nomos Glasshütte. Tiene 24 husos horarios y alarma, caja de acero, cristal de zafiro abovedado y correa realizada en la piel más selecta: la de anca de potro.