Zaragoza, el casco antiguo

Rostro conocido en televisión por su personaje de Tomás Contreras en Amar es para siempre, Armando del Río, nacido en 1970, es un veterano del cine y el teatro de nuestro país. Vive en Madrid desde hace tiempo, pero nació en Zaragoza. «Me fui con 18 años para estudiar arte dramático y cada vez vuelvo menos a la ciudad –confiesa–. Voy los fines de semana para ver a mi padre, que tiene 97 años». Admite que es un desastre con los nombres y ha olvidado cómo se llamaban muchos de los lugares que frecuentó en su adolescencia. Pero aquellos años siguen presentes.