Pueblos medievales en España hay muchos. Tantos, que se puede recorrer el país de norte a sur y de este a oeste saltando de uno a otro. Lo difícil es decidir cuál es el más bonito.

Por CARLOS LISBONA

Si estás pensando en hacer una escapada al pasado, en Código Único te traemos una recopilación de pueblos medievales en España a los que acudir en busca de paz, tranquilidad y desconexión. Nosotros lanzamos la propuesta, pero la elección final es tuya. Y ojo, porque estos pueblos medievales tienen tanto encanto, que no sabrás decantarte por uno.

Pueblos medievales con mucho encanto

Ainsa.

AÍNSA (HUESCA): TURISMO RURAL Y NATURAL EN EL PIRINEO OSCENSE

Es uno de los mayores exponentes de la arquitectura medieval aragonesa y parte de la culpa la tienen edificios como la iglesia románica de Santa María o su enorme castillo, que recuerdan a los tiempos de esplendor de la Corona de Aragón. Además, está a escasos kilómetros del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, lo que convierte a esta villa oscense en una escapada imprescindible.


Pueblos medievales con mucho encanto 1

Miravet.

MIRAVET (TARRAGONA): LA CASA DE LOS TEMPLARIOS

A orillas del río Ebro, su castillo fue uno de los principales bastiones de la Orden del Temple. Otro de sus atractivos es su arraigada artesanía alfarera, un oficio que sigue vivo en los siete talleres de la localidad.


Pueblos medievales con mucho encanto 2

Olvera.

OLVERA (CÁDIZ): EL BALCÓN DE LA SERRANÍA

Rodeado de colinas y campos de olivos, forma parte de la ruta de los pueblos blancos. Su antiguo castillo, de origen árabe, y la Iglesia de la Encarnación vigilan la serranía gaditana desde lo alto. Un paseo por sus empinadas calles cuajadas de fachadas blancas es una experiencia mágica.


Pueblos medievales con mucho encanto 3

Sigüenza.

SIGÜENZA (GUADALAJARA)

Románico. Gótico. Renacentista. Los tres principales estilos arquitectónicos conviven en los edificios más importantes de esta localidad alcarreña. Su castillo, su catedral y la Plaza Mayor son tres de los lugares que no hay que perderse si se visita esta ciudad para respirar su auténtico ambiente medieval. E imprescindible es también su gran oferta gastronómica en la que destacan sus típicas migas castellanas o el cordero al horno.


Pueblos medievales con mucho encanto 4

Besalú.

BESALÚ (GIRONA): UN CUENTO DE HADAS ENTRE RÍOS

Su imponente puente del siglo XI es la mejor carta de presentación de la perla de la comarca de la Garrocha, que creció desde su castillo hasta los valles de los ríos Fluviá y Capellades. Abadías y palacios completan un catálogo de película en uno de los pueblos medievales más hermosos de España.


Pueblos medievales con mucho encanto 5

Olite.

OLITE (NAVARRA): HOGAR DE LA REALEZA

Esta villa destaca por su gran castillo-palacio, que fue la residencia oficial de los reyes navarros hasta la anexión de este territorio al reino de Castilla en 1512. Los jardines interiores y sus elegantes torres permiten trasladarse a la misma Edad Media.


Pueblos medievales con mucho encanto 6

Santillana del Mar.

SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA): PREHISTÓRICA Y MEDIEVAL

No es ni santa ni llana ni tiene mar, pero esta pequeña localidad cántabra posee uno de los conjuntos históricos más importantes de España. Se desarrolló en torno a la Colegiata de Santa Juliana y sus palacios renacentistas, y tiene un plus: a solo unos kilómetros están las cuevas de Altamira.


Pueblos medievales con mucho encanto 7

Buitrago de Lozolla

BUITRAGO DE LOZOYA (MADRID): ENTRE NATURALEZA Y MURALLAS

Junto al río Lozoya se alza la única localidad madrileña que conserva intacto su recinto fortificado con una muralla construida durante el siglo XI con más de 800 metros de longitud. La iglesia de Santa María del Castillo y el Puente del Arrabal son dos de los lugares que se deben visitar, además del Museo Picasso.


Pueblos medievales con mucho encanto 8

Pedraza

PEDRAZA (SEGOVIA): MIL RINCONES CON ENCANTO

A poco más de 40 kilómetros de Segovia se encuentra Pedraza, una perla medieval declarada Conjunto Monumental por su belleza arquitectónica y por el encanto de sus calles. En sus iglesias románicas, soportales y su típica Plaza Mayor parece que el tiempo se haya detenido durante años.


Pueblos medievales con mucho encanto 9

Albarracin.

ALBARRACÍN (TERUEL): UN PARAÍSO DE COLORES ROJIZO

Calles estrechas y empedradas, casas apiñadas coronadas por una gran muralla y el característico color ródeno de la piedra de la Sierra de Albarracín hacen que esta localidad turolense sea considerada por muchos como el pueblo más bonito de España. Musulmanes y cristianos encontraron en este lugar uno de los bastiones de sus reinos dejando una riqueza arquitectónica y cultural que todavía perdura.