¿De dónde viene la fiesta de San Patricio?

Saint Patrick o San Patricio es algo más que ponerse algo verde, buscar un bar irlandés y encontrar una excusa para trasegar cerveza. El patrón de Irlanda ya es universal, aunque durante un tiempo celebrarlo significó tener los bares cerrados el 17 de marzo.

Por ISMAEL PÉREZ

San Patricio (o Saint Patrick) ni fue santo ni irlandés ni, inicialmente, cristiano. Tampoco se llamaba Patricio. Nunca fue canonizado por la Iglesia, nació en la actual Northampsonshire, en el centro de Inglaterra, en el siglo V, y solo se convirtió al cristianismo romano a los 16 años, edad a la que fue secuestrado por piratas irlandeses que lo llevaron al país para convertirlo en un esclavo.

Maewy Succat, que era su nombre de nacimiento, escapó, se convirtió en sacerdote y volvió a Irlanda para predicar el Evangelio. Lo hizo con un trébol que simbolizaba la Santísima Trinidad, lo que explica que el ‘shamrock’ de tres hojas se convirtiera en un icono del país.

Aunque San Patricio murió el 17 de marzo del año 462, hasta cinco años después no se conoce que Irlanda haya empezado a celebrar a su patrón como el hombre que llevó la religión Católica a una isla donde sigue fuertemente arraigada. El carácter religioso siempre fue central en esta fiesta. Hasta los años 70 del pasado siglo, las leyes irlandesas obligaban a cerrar los pubs cada día de San Patricio. Después, Irlanda vio la ocasión para usar la tradición como vehículo de atracción de turismo y los bares (y la Guinness) capitalizaron al patrón.

Parte del trabajo estaba hecho, porque San Patricio hace tiempo que ya es una fiesta mundial. De hecho, el primero de los muchos desfiles que se celebran en todo el Planeta para honrarlo se organizó en Nueva York, cuando en 1762 los soldados irlandeses que servían en la armada inglesa decidieron apelar a sus raíces marchando con música por las calles. Actualmente, el desfile neoyorkino supera al de Dublín, con más de 150.000 participantes y casi tres millones de espectadores en las calles para ver una caravana que se alarga más de cinco horas.

San Patricio ya es global, con el verde inundando las principales ciudades cada 17 de marzo. La galería lo demuestra: Londres, Cracovia, Montreal, Sidney, Tokio…y también en España, claro. No costará encontrar estos días una fiesta en honor al patrón irlandés.