La ciudad Condal es una de las ciudades con más ‘vistas de pájaro’ de España. Aquí publicamos cuatro rincones, poco transitados por los turistas, para sencillamente disfrutar de su panorámica y respirar.

Terraza 360º

Desde la undécima planta del hotel Barceló Raval se pueden divisar las magníficas vistas panorámicas a la redonda de Barcelona. Es especialmente recomendable los domingos, cuando se puede descubrir la metrópoli mientras se disfruta del ‘Raval Brunch’ con DJ en directo y piscina al aire libre por 25€. Está abierta a todo el público de lunes a viernes desde las 18:00 hasta las 00:00 y los sábados y domingos hasta la 1:00.Miradores secretos para contemplar Barcelona


Turó de la Rovira

Uno de los miradores naturales menos conocidos y más especiales es una colina ubicada al noroeste de Barcelona justo al lado del parque del Guinardó, conocida también como el Bunker del Carmel. Desde ella se puede apreciar absolutamente toda la extensión de la ciudad. Se puede llegar fácilmente en metro hasta la estación Guinardó/Hospital de Sant Pau y buscar la calle del Telègraf, donde hay una serie de ascensores gratuitos que permiten subir hasta la entrada del parque.Miradores secretos para contemplar Barcelona 4


Arenas de Barcelona

La antigua plaza de toros, convertida en un centro comercial por Richard Rogers, es una de las últimas construcciones de ocio, cuya gran ventaja es el mirador que se encuentra en la última planta y en el que pocos reparan, al estar situado muy cerca del famoso Montjuic. Se puede subir en un ascensor transparente situado en el exterior que permite descubrir poco a poco las vistas de manera ascendente. La azotea, aparte de tener una variada oferta gastronómica, ofrece vistas 360º hacia Montjuic, la Fuente Mágica, la Gran Vía y al parque de la España Industrial.Miradores secretos para contemplar Barcelona 2


Mirador de Migdia

Uno de los rincones únicos de la ciudad y probablemente uno de los miradores más desconocidos de la montaña de Montjuic, incluso para los ciudadanos de Barcelona. Desde allí se puede observar desde las alturas la Zona Franca, el Baix Llobregat, el puerto y el cementerio de Montjuic. Además tiene una zona de picnic con mesitas de madera por lo que resulta un lugar ideal para pasar parte del día en familia.Miradores secretos para contemplar Barcelona 3